Daniela Casillas

541

Su primer acercamiento con el arte fue a través de la danza, para tiempo después entregarse al teatro. La joven actriz inicia una nueva etapa como directora con la puesta en escena Las hierbas malas (de la dramaturga canadiense Jasmine Dubé), una producción dedicada al público adolescente, que se presenta en el Teatro Experimental de Jalisco.

Es integrante del grupo El Tlakuache y el Colectivo Transeúnte, este último una compañía formada por egresados en la licenciatura en Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara.

Daniela Casillas participó en el ciclo Nuevas Voces: lecturas teatralizadas, un esfuerzo para brindar apoyo a directores emergentes, hace unos días en la XI Semana de la Dramaturgia. Prepara la obra Boy band, un trabajo con el que reafirma su compromiso con los jóvenes.

Actuación 
Es una experiencia para sentir al público; en este caso, el infantil y el adolescente. No hubiera podido trabajar como directora si no conociera lo importante que es la actuación. Los niños y los jóvenes son un público expresivo, abierto y, a veces, poco valorado. Escuchar sus voces en el teatro, las risas y las preguntas que formulan, todas esas cosas las aprendí en escena. No dejaré la actuación, aunque sí quiero profesionalizarme en la dirección.

Dirección
Las hierbas malas es mi primer trabajo como directora de teatro. Anteriormente sólo fueron lecturas dramatizadas. Procuro tomar todos los talleres de dirección que puedo, y siempre trato de rodearme de asesores, de gente con más experiencia que me indique qué necesito modificar. Las producciones en las que me involucro tienen que ver conmigo: conecto con el tema, o puede ser un texto que admiro. El artista propone desde su punto de vista, como una consecuencia de ser parte de una colectividad. El corazón me tiene que unir con lo que hago para poder plasmar lo que quiero decir, lo que necesito expresar. Trabajo con mi imaginación y con mis referentes. Los mezclo y aviento todo eso al escenario.

Lenguaje
Se relaciona con el cuerpo y las palabras que están en el texto. Es importante comprender las situaciones en las que están los personajes. Aunque algunas palabras son poéticas, en un sentido quizás de metáfora, los actores las toman como parte de una situación, que no funciona como algo declamado, sino como una parte de lo que están viviendo.

Las hierbas malas
Es una dramaturgia para jóvenes que tiene que ver con la identidad, la búsqueda de familia y las raíces. El público va a encontrar muchas similitudes con la vida real: frases poéticas y momentos divertidos. Porque, a pesar de que la reflexión es profunda, la visión de esta puesta en escena no es aleccionadora. Espero que el público se vaya con muchas preguntas.

Producciones y espacios
Esta obra es una producción independiente. No encontramos ningún apoyo. Los jóvenes tenemos que hacer propuestas interesantes y prepararnos con el propósito de ofrecer nuestro trabajo. Hay mucho talento en la ciudad. Los artistas tenemos que prepararnos más para ofrecer calidad y exigir a las instituciones dedicadas a la difusión cultural, para que nos puedan dar más apoyo. El Colectivo Transeúnte se unió por esa causa, porque queremos hacer teatro profesional, pero no tenemos los recursos. En algunos casos hacemos producción, dirección, actuación. Buscamos la manera de salir y tener el recurso humano firme.