Casa Universitaria

878

La Casa Universitaria de Tizapán el Alto, con más de cuatro años en función, se ha convertido en una opción para cursar algún programa educativo que ofrece el Sistema de Educación Virtual.
Esta Casa es un modelo a seguir por las más de 46 que hay en todo Jalisco, por sus instalaciones adecuadas y buena conectividad a internet, dijo el coordinador del programa Comunidades de Aprendizaje y Servicios Académicos (CASA), del SUV, licenciado Eduardo Moreno Navarro.
La Casa Universitaria de Tizapán el Alto, desde hace menos de un año se encuentra en un terreno de 3 mil 700 metros cuadrados, donado por el ayuntamiento y que para su edificación requirió una inversión de 3 millones 200 mil pesos, aportada por el gobierno federal.
CASA ofrece a distancia seis licenciaturas, un bachillerato y tres posgrados del SUV, además de talleres. También son proyectadas conferencias y documentales, y existe la opción de ingresar a los canales educativos.
En este espacio, a la semana recibe cerca de 120 usuarios. Cuenta con un laboratorio de cómputo con 22 equipos de escritorio y 9 portátiles, una conectividad de internet mediante el programa Jalisco en Red, una hemeroteca-biblioteca y una sala de usos múltiples, por lo que este es un modelo a seguir para el resto de las casas.
La segunda etapa de esta Casa universitaria consiste en la edificación de la barda perimetral, una ciber terraza y un área de juegos para hijos de estudiantes, labor que requerirá una inversión cercana al millón y medio de pesos, informó Eduardo Moreno.

Artículo anteriorIhonatan Ruiz
Artículo siguienteNada nos han enseñado los años