CUAltos sustentable

    313

    Con estrategias como erradicar el uso de envases desechables de unicel, la separación de basura, el cambio de luminarias, impulso a la movilidad no motorizada, ahorro de agua y siembra de alimentos en huertos ecológicos, el Centro Universitario de los Altos (CUAltos) se convertirá en un campus verde, único en la Red Universitaria.

    Se trata del programa Campus Sustentable, que forma parte del Plan Universitario de Reconversión Energética que el Consejo General Universitario aprobó y que se basa en el ranking mundial Greening Universities Toolkitel.

    La rectora, Mara Robles Villaseñor, recordó que la misión de este proyecto es promover la participación activa de la comunidad universitaria en la solución de este tipo de prácticas que afectan directamente al ambiente, y con eso busca para el año 2018 tener certificaciones y reducir los indicadores de contaminación.

    “Nos propusimos eliminar el unicel. Todos nuestros desechables son biodegradables. Era importante dar ese mensaje de forma contundente para que todo mundo vea que sí se puede cambiar, que no es imposible, que no es más caro. También nos proponemos hacer un mejor uso del agua. Estamos buscando que todos nuestros mingitorios sean secos, de tal manera que ahorremos agua en el proceso sanitario de la comunidad universitaria”, indicó la rectora.

    Otras medidas de sustentabilidad serán la creación de estaciones de reciclaje en el campus, separación de residuos, medidas de reuso y recuperación de agua, prevención de la contaminación, y remplazo de luminarias para ahorrar energía eléctrica.

    “Impulsaremos además una semana de la movilidad para proponernos que los jóvenes lleguen en transporte público, estamos luchando por conseguir más camiones de los municipios que transportan a alumnos de CUAltos y también que los que tienen auto lo traigan lleno. Vamos a buscar unos incentivos creativos para que esto ocurra y estamos tratando de promover movilidad a través de la bicicleta”, dijo Mara Robles.

    Agregó: “Otra tarea es que todos acudamos al huerto. En algunas materias planteamos tener al huerto como obligatorio para conocer los procesos con los que se siembra y se cosecha, y también como un actividad recreativa. Pero lo más importante es que nos planteemos en nuestra vida cotidiana la idea de la sustentabilidad, no es ya un problema de ecológicos románticos sino de sobrevivencia y de vida universitaria, que nazca del interés e intencionalidad de la comunidad universitaria y  que no sea medida por decreto”.

    La estrategia es integral y no se queda intramuros. La idea también es impulsar proyectos de sustentabilidad que tengan impacto en el medio ambiente, mediante el estudio de casos específicos que luego puedan ser implementados en la región, así como la generación de conciencia ambiental.