Beat al estilo Telefunka

697

Telefunka está próximo a iniciar una nueva etapa en su carrera. Después de cinco años sin grabación alguna, el trío retorna con Invisible, un álbum con un sonido electro pop y una actitud más relajada. El disco contiene una docena de canciones armoniosas, de corte dinámico, que condensan una producción ambiciosa.
Para los integrantes de Telefunka, Invisible representa un trabajo con estilo, que habla sobre una época en que el exceso de información y lo fugaz predominan.
“Ser independiente resulta complicado. Si alguien nos ofreciera un deseo, pediríamos una agencia y un mánager”, dice Giancarlo Fragoso, guitarrista y saxofonista.
La producción de Invisible estuvo a cargo de Telefunka y la distribución será a través del sello Intolerancia (compañía que mantiene fuerte su apoyo a los proyectos nacionales).
“Desechable” y “Flash” son los temas que la agrupación promociona desde su sitio oficial. El primero aborda el consumo voraz, mientras que el segundo habla de la influencia que ejercen las redes sociales.
“Las personas asisten a los conciertos sólo con el propósito de tomarse fotografías y mostrarlas en Facebook”, menciona Aldo Fragoso, encargado del bajo, programación y secuencias.
“Disfrutamos el pop de los ochenta y noventa. En este nuevo disco intentamos unificar ese gusto y creamos estructuras amables, para las que recurrimos a cajas de ritmo e incluso al sonido de juguetes de aquellas décadas. El sonido está influenciado por Erasure, aunque no tratamos de ser una copia”.
Sobre las transformaciones en la manera de comercializar la música, los integrantes de Telefunka opinan: “Hay nuevas vías. Regalar tu disco a través de internet es una de ellas. Aún así, la industria discográfica sigue dominando el mercado. Las compañías venden menos discos, pero se quedan con un porcentaje de las presentaciones de los solistas o grupos”.

A ritmo de mambo y danzón
El cabaret y su condición como espacio en donde se funde la música, el baile y la seducción. Desde esta perspectiva, Telefunka concibió Clásicos del mañana, un espectáculo que presentará en el Teatro Diana y que se distingue por reunir las canciones más representativas en la trayectoria de este trío, sólo que para esta ocasión los temas poseen arreglos de mambo, danzón, swing, dixieland y rock and roll.
Telefunka aclara que no recurre a ninguna fórmula y que simplemente existe una atracción por estos ritmos y algunos personajes que aparecen en las películas mexicanas de los años cuarenta y cincuenta, entre los que sobresale Tin Tán.
Con Clásicos del mañana, la agrupación pretende recrear la atmósfera de salón de baile y brindar la experiencia a una generación de jóvenes que quizá no ha tenido la oportunidad de estar frente a una danzonera. Por ello invitaron a la Orquesta de Chamaco Guerrero, conjunto versátil con más de sesenta años de carrera. “Nos gusta la idea de llevar esta música a un escenario como el Teatro Diana”.
Aldo Fragoso dice que el principal reto para este proyecto consiste en el arreglo de los temas. “Queremos aprovechar las opciones que nos ofrece una orquesta como la de Chamaco Guerrero”.
Anteriormente Telefunka trabajó algunas de sus composiciones junto a la Orquesta Filarmónica de Jalisco, situación que resultó complicada. “Trabajar con 26 músicos que piensan que no puedes hacer algo interesante, fue difícil”.
Telefunka comenzó su carrera hace nueve años, y se completa con la participación de John Zohlo en el piano y sintetizadores.
Electrodoméstico y Cassete forman parte de su discografía. En este último participó el artista Gustavo Cerati. Durante este tiempo el grupo ha compartido escenarios con importantes agrupaciones dentro de la electrónica, entre las que sobresalen Daft Punk y Massive Attack.