Avanzan construcciones del CCU

    342

    El plan maestro del Centro Cultural Universitario (CCU) está concluido. El siguiente paso en este año será trabajar en las ingenierías que sustenten el proyecto: continuar la construcción del Auditorio Metropolitano, empezar la edificación de la nueva Biblioteca Pública del Estado e iniciar la planificación de las zonas comerciales y de vivienda, dijo el coordinador de los trabajos, Mauricio de Font.
    El Auditorio Metropolitano, que tendrá capacidad para unos 10 mil espectadores y promete ser el espacio con los mejores espectáculos del entretenimiento, lleva un 50 por ciento de avance en su arquitectura.
    La obra se halla dividida en tres áreas: estructura principal, torres del escenario y camerinos. Hasta diciembre ya habían concluido las cimentaciones y estaban listas las torres del foro. En este año continuarán con la estructura principal y la zona para artistas.
    Mauricio de Font informó que las puertas del Metropolitano estarán abiertas al público en marzo de 2007, con todo y el equipamiento para recibir a las personas.
    En la construcción han invertido alrededor de 120 millones, pero faltan otros 200.
    Los coordinadores del proyecto esperan recibir este 2006 otro presupuesto ya asignado por la federación (196 millones) y el gobierno estatal (74 millones). Quedará pendiente otra cantidad.
    Una parte será destinada a la conclusión del Metropolitano, y otra, para comenzar las cimentaciones de la Biblioteca Pública “Juan José Arreola”.
    Este mes de enero iniciarán, de acuerdo con de Font, los primeros trabajos para levantar la biblioteca, inmueble que albergará el acervo histórico, segundo en tamaño e importancia en México, pues contiene la memoria de 300 años, no solo de Jalisco, sino del noreste y noroeste de México, así como del suroeste de Estados Unidos.
    Además de los proyectos arquitectónicos habrá áreas comerciales y espacios para vivienda.
    En septiembre intentarán vender los terrenos habitacionales de esta superficie, mismos que compartirán espacio con teatros, museos y foros.
    De Font explicó que el conjunto habitacional mantendrá un sitio para tres clases de usuarios: pensionados, parejas jóvenes sin hijos o de corta edad y familias completas.
    “En 2005 comenzamos a ver los frutos de dos años de planeación y análisis. Hubo un resultado tangible. Estamos satisfechos por lo alcanzado”.
    Como había hecho en ocasiones anteriores, de Font invitó al lector a poner nuevo nombre al CCU.
    “Necesitamos encontrar la mejor designación para que sea una marca propia, identificable por todos como un lugar común, sin riesgo de ser relacionado con los promotores de este espacio”.
    Puede enviar su propuesta al correo electrónico: contacto@centrocultural.org.mx.