Arnold Aronson

301

Praga fue quizá la visita más inesperada durante la pasada Muestra Nacional de Teatro. Durante los días que duró la fiesta se expusieron en el lobby del Teatro Experimental, imágenes que invitaban a los creativos escénicos mexicanos a una de las más especializadas celebraciones del teatro: la Cuadrienal de Diseño y Espacio Escénico de Praga 2011. Arnold Aronson, historiador, profesor, crítico, investigador y curador de diseño teatral, visitó la ciudad con la intención de promocionar la próxima cita en Praga. Luego de compartir desde la butaca algunos montajes. Aronson nos regaló una entrevista para conversar sobre el diseño teatral y su importancia en la escena.

Praga 1967-2011
Desde la primera edición en 1967, Aronson ha estado presente en Praga. Crecer y vivir en Nueva York predispone y acerca de muchas maneras al teatro. Desde su adolescencia Aronson se dejó tocar por la magia escénica. Ahora, su lugar es el de la mirada sensible y especializada y desde ahí, explica el sentido y espíritu de la Cuadrienal en la que ha participado como organizador, curador y presidente del jurado. “La Cuadrienal es la exhibición internacional más importante de diseño y arquitectura escénica que presenta el trabajo de creadores más importantes provenientes de más de 50 países. La cuadrienal comenzó en 1967 y desde entonces se celebra cada cuatro años. Empezó durante la guerra fría como un puente entre el Este y el Oeste. La Cuadrienal trata de encontrar las formas más originales y efectivas de mostrar el teatro y de compartirlo. Se trata de exhibir el teatro sin el teatro, de exhibir el artefacto del teatro cuando el acto escénico no existe más, es por eso importante recuperar las instalaciones, porque en ellas descansa mucho de la creación performativa”.

El trayecto performativo
El viaje del alma plástica que posee la escena, se ha desplazado del realismo retratista que recrea los espacios con la fidelidad del espejo, a la deconstrucción del mundo inmediato, hasta la creación de universos mediados por las tecnologías de información y comunicación. Para Aronson: “El diseño es creación pura, en él descansa la concepción del espacio, la luminosidad que permite su descubrimiento, las formas visuales del espectáculo. Diseñadores de la vieja tradición como la danza, la ópera y el teatro añejo dan origen a montajes a partir de creaciones individuales de cada elemento que luego empatan de manera más o menos uniforme. Alguien se encarga de las luces, otro del vestuario, otro del sonido, alguien más de la música. Sin embargo, ha habido otros visionarios que conciben al teatro como una máxima del arte, como una recuperación actualizada del pensamiento wagneriano del siglo XIX. La escenografía es profundamente ambiciosa, trasciende la búsqueda del concepto espacial para considerar al sonido y los elementos que acompañan y subrayan la atmósfera oral del texto escénico y todos sus discursos. Las formas estructurales en las que vemos al mundo y al teatro atraviesan un cambio profundo. La tecnología ha embriagado a muchos. Lo interesante es cómo se incorporan estos elementos de manera realmente creativa, proyectar imágenes no tiene valor alguno. El mejor arte es el que encuentra nuevas formas y caminos para incorporar la tecnología al escenario entendiendo al teatro como un fenómeno vivo, una ilusión absolutamente dependiente de la conexión entre el creador, el ejecutante y el espectador. Cómo crear una auténtica experiencia visual, auditiva, intelectual y emocional a una audiencia que todo el tiempo utiliza iPads, iPods, laptops; gente que vive y trabaja a través de pantallas que fragmentan imágenes, sonidos y universos. El espacio y la manera en la que está diseñado, sus proporciones, texturas, todo afecta a quien observa, es algo que tristemente muchos creativos dejan de lado e incluso los críticos, es increíble. La gente reacciona a todo. Cada montaje crea sus propias reglas y su respeto o violación son detectadas. El teatro es mucho más complejo que el relato de una historia, es una ilusión plástica, la inexplicable presencia de lo humano en el espacio”.