Aplican vacuna contra la influenza

219

Para prevenir un posible brote epidémico entre la población jalisciense, los hospitales civiles de Guadalajara han administrado cerca de 700 vacunas contra la influenza, un virus que genera malestar en todo el cuerpo, y podría hallarse vinculado con la gripe aviar.
El infectólogo Héctor Raúl Pérez Gómez, del hospital “Juan I. Menchaca”, reportó que desde octubre, cuando iniciaron la vacunación, han efectuado una campaña oportuna junto con los servicios de la Secretaría de Salud Jalisco.
Tan solo el pasado 11 de noviembre, administraron este medicamento a más 200 personas de la tercera edad, en las instalaciones del Menchaca.
Cada año, antes de la época invernal, estos nosocomios vacunan de manera gratuita a los bebés de seis a 23 meses, adultos mayores de 65 años, enfermos con padecimientos pulmonares crónicos –como bronquitis y asma–, mujeres que vayan a estar embarazadas en invierno, fumadores y trabajadores de la salud.
La influenza es provocada por un virus que genera malestar en todo el cuerpo, en especial en las vías respiratorias. Los síntomas van desde dolor en las articulaciones hasta otros parecidos a la gripe, como tos y fiebre.
Los ancianos, niños y personas con enfermedades pulmonares pueden presentar complicaciones que deriven en neumonía, su forma más delicada, pues se trata de un padecimiento mortal.

Influenza y gripe aviar
El doctor Raúl Pérez Gómez aclaró que la vacuna contra la influenza resulta inservible frente a un posible brote epidémico provocado por la gripe aviar, ya que dichos males son ocasionados por dos diferentes tipos de organismos.
No obstante, explicó, la aplicación del medicamento beneficia de manera indirecta a la población: “si alguien en Jalisco se infecta con la influenza tradicional y luego adquiere la gripe aviar, hay mayor riesgo de que ambos virus compartan su material genético, y lo que era una enfermedad exclusiva de las aves pueda transmitirse de humano a humano”.
Con respecto a la gripe aviar, el médico consideró que “sí estamos frente a una amenaza epidemiológica muy seria”, pues se trata de un riesgo inminente.
Según la Organización Mundial de las Salud (OMS), una pandemia podrá surgir cuando se den tres condiciones: “que aparezca un nuevo subtipo del virus de la influenza, que dicho virus infecte a los humanos causando enfermedad grave, y que el virus se disemine fácil y sostenidamente entre los humanos. La gripe aviar reúne las dos primeras condiciones. El tercer pre-requisito se puede dar en cualquier momento, mientras haya oportunidades de infección al humano y esas oportunidades persistirán mientras el virus permanezca entre las aves”.
Pérez Gómez señaló que Jalisco, por ser una de las entidades federativas del país con mayor distribución de pollos, es el estado con mayor riesgo de tener aves infectadas con la influenza aviar. Además, los productores de este sector “importaron pollo de oriente”.
“Lo que es cierto”, subrayó, “es que el comer carne de pollo, bien cocida o freída, no representa un riesgo para la población”.
La OMS recomienda que “cuando se maneje pollo crudo, las personas responsables de la preparación de alimentos deberán lavarse las manos rigurosamente y lavar y desinfectar las superficies en contacto. El jabón y agua caliente son suficientes para este propósito”