Aberraciones de poder

    612

    Acuño como aberraciones de poder, toda actividad política que tiene como fin un beneficio personal, restando importancia afectar a los demás.
    Los partidos políticos se manejan como les da la gana, no respetan tiempos, ni acuerdos. Hasta los miembros de un mismo partido se atacan unos a otros. En las cámaras de diputados y senadores hacen lo que quieren. El trabajo legislativo no avanza a la medida de las necesidades de los tiempos actuales. Todavía no se aplica una ley, cuando ya se requiere otra. Las iniciativas que propone una corriente, aun sean loables y de beneficio para una mayoría, son vetadas nada más, porque las propuso el contrario.
    Para lo que sí se ponen de acuerdo de inmediato es para despilfarrar indiscriminadamente. Como ejemplo, la Cámara de Diputados en las diferentes legislaciones del estado de Jalisco, no han tenido empacho en aprobarse aumentos en sus salarios, gastos injustificados. También podemos mencionar los recientes escándalos del auditor Godoy, la compensación otorgada al hermano de la exdiputada, hoy regidora Gloria Rojas, entre muchos otros que no se ocupan en justificar, mucho menos aclarar.
    ¿Qué ha pasado a quien han encarcelado? ¿Acaso por ser político tienen derecho a vivir en la impunidad, brincando de un cargo a otro, sin dar explicaciones y dilapidando el dinero del pueblo impunemente? No se trata de un peso, dos, mil, diez mil, etcétera. Son millones y millones de pesos. Es más fácil que encarcelen a un ciudadano común que roba un dulce, que a un funcionario que roba grandes cantidades. Urge una reforma política que evite tales excesos. Este sinnúmero de aberraciones tendría posibles soluciones si se implementaran las candidaturas ciudadanas y la revocación de mandato.