66 veces la independencia

    25

    El sentido y el espíritu de libertad de la Independencia, del que en este año se celebra el Bicentenario, puede ser interpretado y representado de diferentes maneras. En particular si a esta tarea se consagran pintores y escultores.
    Por esto no deberá extrañar si en la exposición que la Secretaría de Cultura organiza en el ex Convento del Carmen para conmemorar este evento, se puede encontrar una composición “naif” en que Hidalgo cabalga a un lado de un anacrónico Pancho Villa, obra del pintor Brígido Pérez. O admirar un íngel de la Independencia encarnado en el atractivo cuerpo de una prostituta, que enseña pezones y vello púbico.
    Abrigadas por las alas de esta escultura de resina, adornadas con imágenes de ejecutados, narcos y “malverdes”, el artista Luis Espiridión quiso representar las contradicciones de un país después de 200 años de Independencia. Pues debajo de los ostentosos zapatos de tacón del ángel sin rostro, en un collage que constituye la base de la obra, se mezclan personajes históricos con mitos y sucesos contemporáneos. Como la imagen de Guerrero, por ejemplo, que aparece junto a la de dos decapitados que se hallaron justamente en el estado que lleva el nombre del militar y ex presidente de México.
    De alguna forma, esta obra encierra en sí misma la heterogeneidad de la exposición, en la que participan 66 artistas, la mayoría tapatíos o que radican en Guadalajara, tanto de la generación ya madura y con una trayectoria afirmada, como de la intermedia y también algunos jóvenes. “Es interesante el punto de vista de las diferentes generaciones de artistas, porque hay alguno de 60 años para arriba, otros de los 40 a los 50 y tantos, y también otros que tiene menos de 30”, alegó al respecto Francisco Barreda, director de Artes Visuales de la Secretará de Cultura y organizador de la muestra.
    Por esto, mientras los primeros manifiestan una atención mayor hacia la historia, “los jóvenes tienen una idea de la Independencia muy oscura, y más bien reflejan la situación tan tremenda que está viviendo ahora México, que de alguna manera es el resultado de la Independencia. Allí uno se da cuenta también de lo que es el país en la actualidad”, agregó.
    “Quise hacer un abanico de lo que es la plástica tapatía, especialmente figurativa, porque como se trataba de que el artista interpretara el sentido de libertad de la Independencia, entonces la forma más fácil y directa de expresar esto es a través de una figura”. Sin embargo, no faltó quien presentó una abstracción; “Por ejemplo José Fors, cuando me dijo que tenía un cuadro abstracto, yo dudé, pero en cuanto lo vi me di cuenta de que realmente te transmite un sentido al menos mexicano, por los colores y las formas se siente algo en este sentido”, comentó Barreda.
    De todas formas, añadió que en muchos casos es el título el que te ayuda a entender que es un cuadro o una escultura sobre la Independencia. “Bueno, allí cada quien lo va a interpretar, pero a veces lo que le da el toque es el nombre de la obra, porque ves el cuadro y no sabes cuál es la relación con la Independencia, luego lees el título y entiendes, es casi más literal que visual. Pero cada quien lo interpretó y lo hizo como lo sintió”.
    Esta “Colectiva del Bicentenario”, en la que participan además de los citados artistas, también Javier Arevalo, Alejandro Colunga y Cornelio García entre otros, se inauguró el viernes pasado 3 de septiembre y se quedará en el ex Convento del Carmen hasta el 10 de octubre. Además, como resultado de la exposición, la Secretaría de Cultura editará un catálogo con las obras de todos los artistas participantes.