218 años de atención médica

217

El antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, el otrora Hospital de San Miguel de Belén, conmemoró 218 años de atención médica y asistencia social ininterrumpidos, desde que su noble y generoso precursor, a cuya célebre memoria dedica hoy su nombre, impulsara la construcción del nosocomio, junto con la edificación de una iglesia, un departamento para religiosas y un camposanto, y que sus puertas el 3 de mayo de 1794.
La plazoleta de exdirectores y personajes ilustres del antiguo Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, fue el escenario donde reunidos, personal del nosocomio, así como autoridades hospitalarias e invitados especiales de la Universidad de Guadalajara, Secretaría de Salud Jalisco y Congreso del Estado, conmemoraron tan importante aniversario, en un evento amenizado por la Orquesta Típica de Guadalajara.
En una breve intervención, el doctor Ernesto Gómez Limón, presidente de la Asociación Cultural del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara, reconoció de fray Antonio Alcalde y Barriga, la realización de obras de soporte a la vida social: salud pública, urbanización, educación, cultura y economía.
El director del antiguo Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, el doctor Rigoberto Navarro Ibarra, quien hizo una breve sinopsis de la vida y obra de este luchador y prócer de los más desprotegidos, enfatizó que más allá de su encomienda cristiana como obispo de Guadalajara, el Fraile de la Calavera se destacó por su visionaria obra humanista, cuyo legado sigue vigente aún después de dos siglos, en que la invaluable labor realizada en el Hospital Civil trasciende lo asistencial, para fungir como un hospital formador de recursos humanos dedicados a preservar la salud de la más alta calidad.
En su intervención, el secretario de Salud del Estado de Jalisco, doctor José Antonio Muñoz Serrano, felicitó a todos los actores que siguen haciendo posible que la tarea que una vez comenzara fray Antonio Alcalde y Barriga, continúe vigente y con los más altos estándares de atención a la población abierta. Felicitó con especial ahínco al personal hospitalario, tanto a las enfermeras como a las hermanas josefinas, que forman parte sustantiva de su comunidad.
También reconoció el lazo que existe entre la Universidad de Guadalajara y el Hospital Civil, los que, como parte de la visión de fray Antonio Alcalde, continúan en la mística de procuración de espacios y recursos para la atención del más desprotegido.
Enfatizó que los directivos actuales y pasados, continúan luchando por el mejoramiento y crecimiento del Hospital Civil de Guadalajara, concebido desde hace ya casi dos décadas como un Organismo Público Descentralizado.
Para concluir el acto conmemorativo, el doctor Jaime Agustín González ílvarez, director general del Hospital Civil de Guadalajara, reconoció la noble tarea que día con día cumple el Hospital Civil de Guadalajara, institución que a lo largo de toda su historia y a pesar de revueltas sociales, embates climáticos, cambios de gobierno, entre otros aspectos, ha mantenido sus puertas abiertas, lo que se refleja en 218 años de brindar atención oportuna con calidad y calidez a quien más lo necesita y lo solicita.
Aprovechó el momento para agradecer a todos los trabajadores y colaboradores del Hospital Civil, que dedican lo mejor de sus labores en pro de los enfermos.
Enfatizó el estrecho e importante vínculo del Hospital Civil de Guadalajara con la Universidad de Guadalajara, en la formación de nuevos recursos humanos de calidad y con una mística de humanismo en las ciencias de la salud.