10 gasolinazos 10

    722

    Nos mienten. Nos dicen que la reforma energética logrará que sea nuestro, en definitiva, el petróleo, que nos beneficiará. Que no nos preocupemos, que en muchos países ya se ha hecho y que “¿quién creen que no lo ha hecho?”. Y la respuesta en la publicidad es que nosotros los mexicanos no, que faltamos de hacerlo. Sin embargo el décimo gasolinazo ocurre y, de centavo en centavo, de persona en persona, de usuario del combustible hasta completar a todos los del país, esos mínimos centavitos se vuelven millones cada vez más veces. Lo que afecta a los bolsillos familiares podría parecer poco, pero la acumulación es como si el gobierno tuviera una alcancía y nos exigiera que le depositáramos una moneda (“lo que sea su voluntad”) y lo que ocurre es un robo a todos los habitantes de nuestra nación. El gobierno de Enrique Peña Nieto es, como los anteriores gobiernos, unos asaltantes con licencia y poco a poco exprimen a la población con los aumentos a la gasolina que irá incrementando todos los productos que consumimos los mexicanos. Es una crisis invisible en apariencia y un robo a ojos vistas. Es un asalto domiciliario. Es el latrocinio que no podremos evitar.
    ¿La reforma energética evitará estos aumentos programados? ¿El petróleo será nuestro con ésta? ¿Lo decretado por Lázaro Cárdenas en 1938 se respetará? La verdad es que no. Y una muestra es lo que acaba de hacer EPN con la protección del Nevado de Toluca (también decretada por Lázaro Cárdenas), y que lo volverá el espacio residencial de los ricos en una fecha ya muy próxima. Da tristeza y vergüenza este gobierno.

    Artículo anteriorLimpieza hasta “debajo de las piedras”
    Artículo siguienteCambio de lugar (VIII)