Una biblioteca fresca para compartir los libros en la FIL

Se trata de “BiblioRefris”, que busca rescatar aquellos electrodomésticos que ya no se utilicen para convertirlos en libreros que se dispondrán en mercados municipales

 Tras varios años de uso, los electrodomésticos como los refrigeradores pueden recobrar vida y encontrar un nuevo uso al dejar de almacenar alimentos para convertirse en refugios de libros donados.

Con este concepto trabaja “El BiblioRefri”, una iniciativa que rescata viejos refrigeradores para restaurarlos, transformarlos y llenarlos de libros donados para compartir la lectura en lugares como escuelas o mercados de Guadalajara y Zapopan.

Laura Vizcarra, Presidenta de la asociación Fundación Hojas Vivas, explicó que además de impulsar la lectura, con este proyecto se busca fomentar el reciclaje de los refrigeradores para evitar que haya más basura electrónica.

“Es una biblioteca libre donde propiciamos la reutilización de los refrigeradores para evitar tener más basura. Son refris que ya no sirven, hay gente que quiere cambiar de refri y en vez de tirarlos, nos los dona”, declaró.

El “BiblioRefri” cuenta con una plataforma en la que se documentan cuáles son los libros que las personas donan. De esta manera se lleva un registro de los temas y géneros que se comparten en los lugares donde se instalan los refris.

La impulsora de esta iniciativa menciona que esta idea surgió en 2019 en la Universidad Autónoma de Occidente, en Guasave, Sinaloa; pero actualmente se busca posicionar a los BiblioRefris en mercados de Guadalajara y Zapopan, para no concentrarlos únicamente en escuelas.

Vizcarra dijo que este proyecto también se ha llevado a Argentina, donde existen cinco réplicas de los refrigeradores.

En el caso de Jalisco, se han colocado en mercados tapatíos como el de las colonias Del Fresno, Polanco y Miravalle, todos ubicados en el Sur de Guadalajara. Mientras que en Zapopan se espera iniciar con los mercados ubicados en las colonias Constitución y Atemajac.

En Jalisco empezamos a hacer la red de BiblioRefris en mercados municipales; iniciamos en Guadalajara con nueve mercados y también vamos a estar en los 16 mercados de Zapopan”, expuso Vizcarra.

Con este proyecto se espera que los mercados, además de ser núcleos económicos, se conviertan en puntos en los que las personas puedan disfrutar de la lectura, añadió.

Además de contener los libros, los BiblioRefris son intervenidos por artistas. Vizcarra dijo que aquellos BiblioRefris que se encuentran en Jalisco han sido resultado de colaboración con artistas como el ilustrador José Luis Ocaña o el escultor Camilo Ramírez.

Durante la FIL de Guadalajara el BiblioRefri se ubica en la zona de descanso de los límites de las áreas Nacional e Internacional, disponible para recibir donaciones de libros.

Los interesados en colaborar también pueden contactar a los encargados del “BiblioRefri” a través de sus páginas de redes sociales como Facebook e Instagram.

Post Views: 274