Una aventura cinematográfica

242

Trece estudiantes de la Escuela Preparatoria de Jalisco han trabajado por alrededor de cuatro meses en la producción del cortometraje Migajas, apoyados por Antoniu Valentin Muldovan, productor de cine independiente de Filmatelier5, quien ha sido su coach, como él se define. “Durante todas las clases impartidas a los jóvenes yo sólo les enseño, los observo, y ellos son los que se reúnen y trabajan”, dijo Muldovan.
El proyecto surge de un taller extracurricular que la Escuela Preparatoria de Jalisco, impulsó hace más de un año y que abarca desde la historia, la psicología y la crítica del cine, hasta las técnicas de producción y realización, desde un enfoque donde el cine es una herramienta para expresar ideas.
Migajas, como se titula este cortometraje de 16 milímetros, se encuentra en etapa de postproducción, por lo que aún no es exhibido. El trabajo es realizado gracias al profesor Antoniu, así como al apoyo en especie por parte de la Preparatoria y de empresas patrocinadoras, además de fondos recaudados por los jóvenes participantes, quienes tienen entre los 16 y 21 años de edad. El guión de este cortometraje es una adaptación del cuento “The Cookie Lady” de Philip K. Dick, escritor y novelista estadounidense de ciencia-ficción, efectuada por la alumna Sara Gabriela Hernández Alcántar, guionista y coproductora.
El estudiante Christian Iván Pérez Gómez, encargado de relaciones públicas del proyecto, explicó que a sus compañeros que conforman el equipo se les asignó un cargo de acuerdo a su perfil, por lo que han logrado descubrir talentos en ellos mismos que no habían imaginado que tuvieran. “Hay un antes y un después de este cortometraje”, agregó Christian, “la lección más importante que me dejó Migajas es que puedo hacer lo que quiera y todos podemos si nos lo proponemos. Esta producción nos movió a todos y todos sentimos esta energía tan fuerte que yo experimenté; nada de esto hubiera sido posible sin Antoniu, él fue nuestra fuerza motivadora, nuestra inspiración, el que sugirió la idea”. Con este material, por la calidad de producción y el equipo profesional con el que se grabó, así como los actores de teatro que participan en el rodaje, pretenden participar en diversos festivales de cortometraje, puntualizó el publirrelacionista de 19 años de edad.