Un espacio para la literatura joven

325

A manera de espacio dedicado a la creación literaria, “Luvina Joven” efectúa un trabajo que tiene como propósito específico desarrollar la capacidad y habilidad de los alumnos de las preparatorias y centros universitarios de esta Casa de Estudio.

El proyecto consiste particularmente en la impartición de talleres de poesía, cuento y ensayo, además de lectura, algo que ha generado en los últimos años distintas generaciones de noveles escritores.

Procedente de este esfuerzo, “Luvina Joven” reconoció la labor de estudiantes que participan en esta serie de talleres, jóvenes que apenas inician en el mundo de las letras, y para quienes resultar ganadores representa una oportunidad para adquirir experiencia y contacto con las formas de producción literaria.

Los ganadores en las categorías de poesía y cuento —en esta ocasión se declaró desierto el reconocimiento en la categoría de ensayo— recibieron un incentivo por sus poemas e historias, algo que ratifica el compromiso que tienen los encargados del programa con los estudiantes de la Universidad de Guadalajara.

«Hemos logrado crear una comunidad “Luvina Joven”. Tenemos varias arterias de promoción, al mismo tiempo que también hemos alcanzado la participación de distintas voces”, dijo Silvia Eugenia Castillero, directora de la revista Luvina y de este programa de talleres. Castillero reconoció el trabajo de Sofía Rodríguez Benítez, coordinadora de “Luvina Joven”, y señaló en particular lo que implica entrar en una competencia: “Concursar nos permite un encuentro. Quien concursa, precede y se anticipa a lo que vendrá después”.

Así, los ganadores de la quinta edición del concurso literario “Luvina Joven” fueron Natalia Karime Hernández Valdez, Andrea Azucena Avelar Barragán, Juan Alejandro Orozco Vargas, Samantha Viridiana Rojas Reyes, Juan Jesús Chávez Sánchez y Javier Galván Alba, a quienes la directora de Luvina dijo: “Son ganadores por el atrevimiento de romper el lenguaje. Se trata de una labor interior que conquista nuevas realidades”.

La ceremonia de premiación también contó con la participación de Víctor Ortiz Partida, escritor y coeditor de la revista; Luis Rico Chávez, promotor cultural, escritor y maestro de la Preparatoria 2 y Karen Isabel Juárez Rodríguez, representante del jurado de este concurso.

“De alguna manera, publicar significa un segundo taller. Hacerlo les ayudará para observar cuáles son sus principales desafíos”, comentó Ortiz Partida, en referencia a uno de los premios obtenidos por los participantes, ya que los trabajos ganadores serán publicados en el próximo número de Luvina.

Luvina Joven es también el nombre de una publicación que compila los trabajos de poesía, cuento y ensayo de los integrantes de los talleres. En formato desplegable —una manera de hacer más atractivo el producto para los lectores—, la edición más reciente dice en su editorial: “Vivir es crear; imaginamos mundos diferentes y escribimos para darles vida. Porque siempre hay algo que contar. Y así como alguno hallan en la música, la pintura o el diseño un medio, nosotros lo encontramos en la palabra”.

Para reforzar este esfuerzo, “Luvina Joven” transmite por Radio Universidad de Guadalajara un programa que funciona para difundir las obras de los jóvenes escritores. La intención es básicamente la exposición de pensamientos y el desarrollo de la imaginación a través de este medio. Las trasmisiones se llevan a cabo los domingos de las 15:00 a las 16:00 horas.