Ulises Sánchez Morfín

641
tos de Ulises Sanchez, ganador del primer premio de escultura de las fiestas de octubre estudiantes de escultura de la escuela de artes platicas de la UdeG. foto giorgio viera.

Después de probar distintos oficios, encontró en la escultura un tridimensional espacio para expresar emociones, principalmente el respeto que siente por sus raíces, que en la cantera vuelve inmortales. Es Ulises Sánchez, estudiante de escultura en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara y ganador del primer lugar en el XIX Concurso Nacional de Labrado de Cantera, efectuado en el marco del Festival Cultural de las Fiestas de Octubre.

escultura

Mi acercamiento a la escultura nació en la escuela primaria, haciendo maquetas y torres petroleras… Después empecé a vender figuritas de plastilina en el tianguis cultural, cuando se ponía enfrente del ex Convento del Carmen. En la prepa tomé un taller de cerámica y tuve ahí mi primer contacto con lo que es pasta cerámica. Me gustaba mucho, me quedaba horas ahí en el taller… después entré a la Escuela de Artes Plásticas.

concentración

Soy de alguna manera algo adaptable. Aquí se complica más la cosa cuando tienes el “puesto” y un montón de gente observándote y de repente te hacen preguntas, que si es piedra o preguntas así que… bueno que de alguna manera te desconcentras cuando estás trabajando una pieza. El ambiente a veces sí importa, por ejemplo, en piezas muy delicadas me gusta meterme en un rincón y no escuchar más que mi diálogo interior.

material

Lo primero que empecé a trabajar en la Escuela de Artes Plásticas fue la arcilla; sin embargo, el barro es mi fuerte, me gusta mucho trabajarlo. Ya después tomé unos cursos ahí con el maestro David Agredano de labrado en cantera. Hasta hace un mes volví a trabajar la cantera. Me enteré del concurso y el maestro Juan José Contreras me invitó a su taller para practicar y poder participar. Estoy viendo todas las posibilidades, estuve alrededor de tres semanas trabajando día y noche con el material hasta acostumbrarme a él.

nixtla

Fue el primer lugar nacional en labrado de cantera de las Fiestas de Octubre. Al pensar en este proyecto quería hablar sobre las emociones fuertes que tenemos en la vida, esas emociones que de alguna manera te nublan la razón y de repente te pierdes en ella, como un coraje, una pena. En este caso empecé a depurar emociones y empecé a depurarlas hasta llegar a la vida y la muerte. Recibir la vida, tener un hijo es una de las emociones en las que la lógica no funciona. Es pura emoción, es sentir esa euforia. Igual con la muerte, éste es un sentimiento que no puedes de alguna manera controlar. Al pensar en estas emociones genera una dualidad, y viene esto, pasa un instante, un pequeño momento y ya viene todo a la normalidad. Pero debe de haber algo que lo encierre, trataba yo de lograr dentro de la pieza un icono.

propuesta

Mi propuesta es un poco más arriesgada. Claro que hay que mantener las raíces en la producción, mas también evolucionarlas. Por ejemplo, en ese sentido los chinos nos están comiendo el mandado. Desde que te producen las mismas piezas que llevas produciendo toda la vida, pero con una calidad superior y a un precio muchísimo más barato. ¿Entonces qué estamos haciendo? La manera de mejorar es estudiar y compartir la información.

raíces

Tengo una afición a nuestras raíces, eso siento yo que es lo único que deberíamos de respetar. El día en que pierdas tu cultura dejas de ser una persona: te vuelves algo superficial, algo que no tiene un trasfondo, estás inmerso sólo en el consumo. En cambio la cultura te da esa espiritualidad de poder hablar de los ancestros, de lo que adoraban, del contacto con la naturaleza que tenían. Eso es algo que me interesa, por eso del nombre de Nixtla.