Temples

988

A estas alturas resulta casi imposible hablar de originalidad y vanguardia dentro de las artes; y menos dentro de la música. Los dedicados a crear canciones, en cualquiera de los diferentes géneros o estilos, parecen estar más preocupados por ser la copia menos mala de otros músicos e intentan situarse en una época que mira hacia el pasado, en una especie de espejo retrovisor que aparentemente ofrece revelar una ruta distinta para la composición de temas.

En esta travesía de tenaz persistencia por el ayer está situado Temples, una agrupación formada hace apenas un lustro en Kettering, Inglaterra, que recuerda lo hecho por agrupaciones como The Byrds o The Beatles, y más cercanamente a bandas que no escapan a esta propensión, entre estas, Tame Impala y MGMT.

Con una producción de primera línea en su álbum debut, que inequívocamente conserva la tradición del rock hecho en el Reino Unido, Temples no viene a decirnos nada nuevo, pero sí a mostrarnos que está preparado para buscar ganarse una posición en este competido contexto.

Sun Structures es un disco que nos aproxima a la visión dramática y nostálgica que tiene el cuarteto. Sin embargo, Temples utiliza distintos recursos musicales que en breves momentos también exhalan modernidad, específicamente en lo que corresponde a procesos de grabación, uno de los puntos que le otorga un impecable sonido, sin caer en lo sofisticado, y más allá de la clasificación de neopsicodelia o la restrictiva etiqueta de indie rock.

Aprovechando las facilidades de promoción que brindan diversos portales en internet, Adam Smith, James Bagshaw, Samuel Toms y Thomas Warmsley han ofrecido sesiones musicales para CTRL y KEXP —esta última una de las plataformas más prestigiosas de los últimos tiempos—, pequeños conciertos en los que han mostrado la suficiente capacidad y energía en directo.

PRESENTACIÓN

18 de mayo a las 21:00 horas. Teatro Estudio Cavaret. Boleto general: 500 pesos. Disponible a través del sistema Ticketmaster y en las taquillas del Auditorio Telmex .

Artículo anteriorLucharán hasta el final
Artículo siguienteCrónica de una vacunación anunciada