Suben precios de productos en canasta básica por Covid-19

La escasez significativa debida a compras indiscriminadas y de pánico de la población ante la propagación del virus, provoca el encarecimiento de algunos bienes

656
La naranja, que anteriormente tenía un precio de 19.50 pesos, ahora esta a la venta en 22.23 pesos. Foto: Archivo

Las compras de pánico, el miedo ante el Covid-19 y la ansiedad de las personas por adquirir ciertos bienes y servicios para tener una seguridad futura, son aspectos que han influido en el incremento de precios de artículos de la canasta básica.

Además de otros factores como la depreciación del peso ante el dólar, que, junto a la preocupación por la declaración de fase 2 de la propagación del virus en México, podría provocar un aumento del kilo de tortilla de hasta cuatro pesos, como declaró a La Jornada Fidencio Sergio Jarquín Muñoz, presidente del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana.

De acuerdo al investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Héctor Iván del Toro Ríos, la tortilla ya ha tenido un aumento de alrededor de 15 a 20 por ciento, dado que se vendía alrededor de 9.50 y 10 pesos y ahora hay lugares en los cuales ya se puede encontrar en 12.20, y en tortillerías de la Área Metropolitana de Guadalajara, el precio promedio era de 14 pesos y ahora en ciertos establecimientos se puede encontrar hasta alrededor de los 15.50.

“El miedo que infunde este tipo de características pandémicas lo que está ocasionando es que tengamos una disminución de los suministros de los mercados, por lo tanto lo que se va presentar van a ser aumentos en los precios de los productos y más en aquellos que tienen una característica de mayor importancia como son los necesarios para las familias”.

En ciertos establecimientos el kilo de tortilla se puede encontrar hasta alrededor de los 15.50. Foto: Archivo

El acaparamiento que se empieza a multiplicar entre la población propicia más escasez de los productos y, al existir una escasez significativa, provoca que los precios inicien a incrementarse de manera desproporcionada.

Explicó que otros de los incrementos se han presentado en cítricos, como la naranja que anteriormente tenía un precio de 19.50 pesos y ahora esta a la venta en 22.23 pesos; y el limón agrio, que de 32.03 pesos ya se vende en 36.90 pesos.

El frijol tuvo un incremento del 23 por ciento, se vendía en 38 pesos y ahora en 47.03; el arroz aumentó un 11 por ciento y el más significativo ha sido el jitomate, que a principios de febrero se vendía a 22 pesos con 15 centavos y actualmente se vende en 59.90; la cebolla tuvo un incremento del 71 por ciento, se vende ahora en 35.34; el pollo entero, cuyo precio era de 39 pesos, ahora se consigue en 49.50 pesos”.

Dijo que la demanda del mercado está ocasionando que empiecen a caer los precios de los productos nacionales, por lo que se tendrá una reducción en las exportaciones y habrá más incrementos en los precios de los productos, dadas las externalidades de la inseguridad alimentaria que se puede llegar a presentar ante una situación como la que estamos viviendo.

La preocupación va a empezar a ser de carácter sanitaria, estamos viendo que las personas están empezando a adquirir bienes y servicios que no se tenían contemplados dentro de la canasta básica. Están haciendo compras de pánico en productos como geles antibacteriales, anteriormente se podía conseguir uno de 60 mililitros a 13.50 pesos en promedio y actualmente en 36.50, lo que habla de un incremento de hasta 270 por ciento en productos que son necesarios ante una situación como esta”.

El académico recomendó comprar sólo lo necesario, evitar adquirir productos de manera indiscriminada, no utilizar las tarjetas de crédito y evitar comprar en plataformas alimentos procesados.

Recordó que el pico máximo de la curva epidémica del Covid-19 en México se calcula que será en agosto y finalice hasta octubre, lo que avisora incrementos a muchos de los artículos de la canasta básica y, ante la posibilidad de escasez de productos, se corra el riesgo de rapiña por parte de la población más necesitada, la cual tiene una influencia sobre el aumento de los precios y el incremento del mercado informal.

Lamentó que el incremento al salario mínimo sea insuficiente ante una situación como la que se presenta actualmente, ante los estragos del Covid-19.