Soberbia y muerte en escena

336

La oposición a la tiranía, las convicciones y el cumplimiento del deber, son tres temas torales que trata Antígona, versión del poeta y dramaturgo peruano José Watanabe (1946-2007), puesta en escena por la Nada Teatro y dirigida por Miguel Lugo, en el teatro Experimental.
La obra es actual. “Antígona, si la queremos poner en el contexto de hoy, representa a todos los muertos del narco, las muertas de Juárez. Incluso puede partir de cualquier drama personal. Todos aquellos que tienen que decidir si confrontan el orden establecido y hacen lo que deben de hacer o se quedan callados: eso es Antígona”, señala Lugo
Sin embargo, aclaró: “Nosotros no quisimos hacer la obra por lo que está pasando en el orden político y social en México, pero si quieren encontrar similitudes, los temas que trata la obra son varios, amplios, abiertos y actuales”.

Trama
Antígona, de acuerdo con la mitología griega, era hija de Edipo y Yocasta. Sus hermanos habían acordado turnarse en el trono de Tebas, pero Eteocles decide quedarse en el poder, por lo que desata una guerra con Polinices. Los dos rivales mueren. Creonte, el nuevo rey de Tebas, dispone que Polinices, por traicionar a su patria, no será enterrado. Sus restos se dejarán fuera de la ciudad, a disposición de los cuervos, buitres y perros.
Antígona decide desafiar las órdenes de su tío Creonte, y da sepultura digna a su hermano, con que lo atrae sobre sí su propia muerte.
La historia es contada por el poeta griego Sófocles (496-406 A. C.) en Antígona, una de sus tragedias. Watanabe la retoma, pero desde la perspectiva de Ismene, hermana de Antígona. Ella se negó a honrar el cuerpo de su hermano, por temor a quebrantar la ley. La culpa la perseguirá siempre.
La versión de Watanabe, además de todos los temas que trata Sófocles, tiene la particularidad de poner en la mesa el tema del remordimiento cuando alguien no hace lo que tiene que hacer: su tragedia será cargar con la culpa.
Antígona también toca el amor fraterno, un tema vigente en todos los tiempos. “El hombre desconfía cada vez más del otro, pero permanece el amor fraterno que tenemos como una impronta, que tal vez no sabemos descifrar, pero que sí sentimos. Este sentimiento lleva a consecuencias mortales en la obra. Antígona es también un acto de rebeldía. Incluso trata temas jurídicos. ¿Hasta dónde el orden establecido, las disposiciones del poderoso deben pesar sobre lo que realmente los hombres quieren?”.
En la puesta en escena el amor fraterno y la soberbia son dos fuerzas encontradas.
Es respetado el texto de Watanabe, tal como está. No fue adaptada a tiempos actuales. Tampoco es una recreación histórica. “Apostamos por una serie de convenciones teatrales que nos permitan, a través de un juego lúdico, contar la historia”.

Los actores
Encarnan a los personajes Betsabé Alfonzo y Luna Castillo, quienes saben marcar los cambios, ya sea con la entonación de voz, la postura corporal, con gestos, miradas, iluminación y agregando nuevos elementos al vestuario, ya sea unas vendas, un manto o una larga vara que sirve de bastón. El público no tarda en darse cuenta cuando entran en acción los distintos personajes.
La arena esparcida por el escenario, el manejo de luces y sombras, acompañados por la actuación, crean la atmósfera adecuada para el desarrollo de la obra. La imaginación se activa y es posible ver el palacio de Creonte, la oscura cueva que sirve de prisión a Antígona, el salón real, a la heroína vagando de noche por los campos, burlando la vigilancia para enterrar el cuerpo de su hermano. Al final cada espectador ve una puesta en escena diferente.
El equipo creativo está integrado, entre otros, por Sara Isabel Quintero Coronado, diseñadora de vestuario; Alfredo Sánchez, compositor de la música; José Castillo Riaño, a cargo de la imagen; Abraham González, asistente de dirección; Ludwing Van Gallardo Huape, a cargo del diseño de iluminación; Gabriela Cuevas, quien ayudó con el diseño de movimiento y entrenamiento de actores.
Antígona será presentada en el Teatro Experimental de Jalisco durante todo septiembre, los viernes a las 20:30, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 (excepto el 16 de septiembre). Más información en: www.lanadateatro.wordpress.com