Severa canícula para Jalisco este 2015

32

El fenómeno natural de la canícula, conocido también como sequía de medio verano, trajo consigo a Jalisco una disminución de lluvias durante varios días en agosto del 2015 y un aumento de la temperatura, con ello se ha causado daños en los cultivos agrícolas.

Lo anterior fue agravado por el fenómeno de El Niño. “Desde mayo informamos que las condiciones estarían un poco adversas con respecto a la canícula”, dijo el especialista del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la Universidad de Guadalajara, Héctor Magaña Fernández.

La región Occidente de México, en particular Jalisco, registra su canícula los primeros siete días de agosto, sin embargo este año se amplió a 13 o 14 días, por lo que tanto Magaña Fernández como el también estudioso del IAM, Jaime Alcalá Gutiérrez, consideraron que este año fue más “severa” con respecto a otros años.

Sobre sus efectos, dijeron que aún no es posible determinarlos, pues no existe información final del ciclo agrícola, pero “sí debió haber bajado mucho el rendimiento de algunos cultivos, y otros están por perderse” a causa del estrés, dijo Alcalá Gutiérrez, quien dictó la conferencia Análisis de la sequía de medio verano, dentro del programa Viernes de Ciencia, en el IAM.

La canícula afecta sobre todo a las regiones Norte, Altos-Norte y Ciénega de Jalisco. Pero este año estuvo fuerte también en Autlán de Navarro. En Valles, durante junio, la precipitación fue menor de lo normal y estuvo agravada por la canícula. La mayor parte de lluvias se registraron en la Zona Metropolitana de Guadalajara, la parte media de los Altos de Jalisco y en algunas partes del Sur.

Alta presión
La canícula es un fenómeno natural que tiene una periodicidad anual. Ocurre al ingresar un sistema de alta presión que inhibe la lluvia, es decir, aumenta el peso del aire: “Cuando hay alta presión, el aire es más pesado y desciende, al pasar esto no permite la formación de nubosidad”.

Sus efectos  dependen del inicio del temporal de lluvias y otros factores a macro escala como los fenómenos de El Niño o La Niña, así como las manchas solares, estas últimas han venido a la baja, lo que ocasiona que el evento se presente con mayor severidad.

Habrá más “Niño”
El fenómeno continuará presente en los próximos dos meses, inclusive hasta el próximo 2016, coincidieron los académicos adscritos al Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniarías (CUCEI).
“Por el momento sigue la tendencia de año Niño. Entonces, vamos a esperar por eso lluvias en septiembre, en octubre y algunos eventos lluviosos en noviembre”, dijo Alcalá Gutiérrez, de acuerdo con previsiones.

Este 2015 fue particular, y es que a pesar de que fue año Niño, se dieron fluctuaciones con La Niña, esto alteró las condiciones y hubo días con y sin lluvia, agregó.

Al respecto, Magaña Fernández dijo: “Dentro de lo que fue el fenómeno de El Niño, que nosotros preveíamos menos lluvia, hubo momentos en que las precipitaciones se hicieron presente, pero no fue generalizado”.