Conmemoran al centenario municipio de Villa Guerrero

El periodista Francisco Vázquez presenta el libro "Villa Guerrero. Cien años de municipio independiente 1921-2021"

348

El periodista Francisco Vázquez creó el libro Villa Guerrero. Cien años de municipio independiente 1921-2021 con el que busca rendir un homenaje a este municipio del Norte de Jalisco.

Aquí las historias sobre su fundación, las antiguas fiestas, los platillos y conflictos del pasado son protagonistas.

Villa Guerrero cumplió 100 años de haberse consolidado como municipio el pasado 26 de abril y a propósito de esto se dio a conocer esta publicación.

“El libro cuenta con 110 páginas con alrededor de 120 imágenes. Tenemos fotos desde hace 120 años hasta diciembre de 2020. En sí misma cada foto te va contando una historia”, explica el autor.

Para la creación de libro, cinco autores participaron y seis familias abrieron las puertas de sus casas para compartir fotografías antiguas.

Creación de la Parroquia de la Virgen de Guadalupe Villa Guerrero

Se trata de un libro que es un total homenaje, donde además participa el historiador Eduardo Camacho, cuya tesis de doctorado se enfocó en el conflicto Iglesia-Estado en el Norte de Jalisco, que aporta mucho a la historia de cómo se fundó el municipio.

Fue el deseo de la élite de pobladores de la zona el que se conformara el municipio con cabecera la localidad de El Salitre o en la de Juanacatic; al final quedó en la primera.

Eso no era algo que le conviniera a la Iglesia Católica, que tenía un fuerte liderazgo en Totatiche; pues perdería más de la mitad de su jurisdicción y poder. Al final, el estado de Jalisco impuso esta voluntad y nació Villa Guerrero.

“El pleito estaba entre los que querían que se llamara El Salitre de Guadalupe (los religiosos) y desde el Estado fue una imposición de que tenían que ponerle el nombre de un libertador”, explica Francisco Vázquez.

“Entonces proponían que si se trataba de un caudillo de la Independencia fuera Agustín de Iturbide, cuya idea está más cercana a la Iglesia, pero el gobierno dijo ‘¡ni madres!’, que fuera Vicente Guerrero“, contó Francisco Vázquez.

Paisaje de Izolta en Villa Guerrero. Colección Francisco Zenaido del Real Rodríguez.

Recordó que a manera de resistencia el clero siguió llamándole El Salitre de Guadalupe por diez años más, pero al final se impuso el nombre oficial de Villa Guerrero.

Además de contar la historia política, también se hace referencia a platillos típicos villaguerrerenses, como los sopes que tomaron popularidad en la década de 1960 y hoy son todo un orgullo.

Villa Guerrero. Cien años de municipio independiente 1921-2021 está hecho a manera de guía turística e histórica, para quienes conocen y no conocen este territorio jalisciense, con perfiles de personajes famosos que ponen en alto a sus localidades.

Este libro se puede conseguir en Villa Guerrero, pero si se está interesado en un ejemplar, pueden contactar a Francisco Vázquez a través de Facebook.