Reinicia actividades el Centro de Acondicionamiento y Recreación de CUCEA

Por el momento estarán acudiendo 23 atletas de alto rendimiento, distribuidos en toda la semana y en diferentes horarios, y esperan que en la siguiente etapa trabajen a un 25 por ciento de capacidad

890
Fotografía: Fernanda Velázquez

El Centro de Acondicionamiento y Recreación (CARE), del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), reabrió sus instalaciones para atender en una primera etapa a los atletas de alto rendimiento de ese centro, para posteriormente ir brindando poco a poco el servicio  al resto de su comunidad universitaria. 

El jefe de la Unidad de Deportes del CUCEA y coordinador del CARE, Jorge Pinto, dijo que previo a esta reapertura se laboró desde el año pasado en un protocolo sanitario para el correcto uso de las instalaciones, en el que colaboraron el grupo de epidemiólogos de la Universidad de Guadalajara, el área de Seguridad Preventiva y de consultoría deportiva del CUCEA, así como el grupo de instructores y el personal administrativo del CARE.

«Analizamos el protocolo que autorizó para los gimnasios el Gobierno del Estado, tomamos ejemplos de universidades privadas y públicas para darnos una idea y aterrizarlo a lo que nos corresponde a nosotros, se diseñó el tema del ingreso, cómo debe funcionar el gimnasio», señaló. 

Explicó que se diseñaron rutinas establecidas para trabajar diversas partes del cuerpo dentro del gimnasio, pero que no involucre estar circulando por todo el espacio, es decir, que llegue la persona, se establezca en un lugar de trabajo y ahí realice toda la rutina, guardando distancia, no manipulando tantos aparatos y teniendo un entrenamiento óptimo.

«Clausuramos algunos aparatos, hay desinfectante en todas las áreas, señaléticas y se grabaron videos para enseñarles cómo se debe hacer uso del gimnasio. Se trabaja en sesiones para tener un mejor control de una hora 15 minutos, para cuando el protocolo nos permita recibir usuarios deben agendar una cita y dirán qué parte del cuerpo van a trabajar, se les asigna su rutina, su espacio y tienen 1 hora 15 minutos para realizarla y al terminar salen los grupos para desinfectar el gimnasio para la siguiente sesión», precisó.

Por el momento estarán acudiendo 23 atletas, distribuidos en toda la semana y en diferentes horarios y esperan que en la siguiente etapa trabajen a un 25 por ciento de capacidad, lo que les permitirá un cupo de 70 personas, incluyendo al personal del gimnasio.

«Tenemos un control de todas las personas que van a estar viniendo para que en caso de detectar un caso positivo a COVID-19, saber quién es, tomar todas las medidas preventivas para que no ocurra un brote. Vamos a ir viendo cómo se desarrolla la actividad para poco a poco volver a una cierta normalidad, con todas las precauciones», concluyó.

Artículo anteriorNuevo Hospital Civil de Guadalajara, entre los primeros nosocomios de México
Artículo siguienteOrganiza UDGVirtual el Seminario de Discapacidad y Educación Superior