“Qué lindo es Jalisco” gana Concurso Bienal de Composición de Sones Jaliscienses

La ceremonia de entrega del Premio Rubén Fuentes tendrá lugar el próximo 14 de octubre, en Ciudad Guzmán

265

Qué lindo es Jalisco, de la autoría de Juan Alfredo Morales del Río, es el nombre del son ganador del III Concurso Bienal de Composición de Sones Jaliscienses, Premio Rubén Fuentes, convocado por el Centro Universitario del Sur (CUSur) de la UdeG.

El certamen, que nació en 2017 con el objetivo promover la composición de nuevos sones que respondan a la recuperación y desarrollo de las formas rítmicas y armónicas clásicas del son jalisciense, busca también rendir homenaje a uno de los mayores exponentes del son mexicano en el ámbito internacional, el maestro Rubén Fuentes, quien ha enaltecido la música mexicana con sus composiciones y arreglos, expresó en rueda de prensa virtual el Rector del CUSur, Jorge Galindo García.

“El arte y la cultura, en todas las esferas, indiscutiblemente es un parteaguas para que las sociedades avancen, sean más pacíficas y armónicas, que es lo que tanto necesitamos en estos tiempos”, declaró.

Informó que en esta tercera edición del concurso participaron 57 obras, lo que significó 52 por ciento más con relación a la edición anterior; los trabajos proceden de diez entidades del país: Colima, Guanajuato, Veracruz, Michoacán, Tamaulipas, Puebla, Estado de México, Chihuahua, Ciudad de México y Jalisco.

El maestro Rubén Fuentes destacó la labor del CUSur y la respuesta de los participantes, que se vio reflejada en buena música de un género que no es precisamente fácil, ni muy cultivado.

“Realmente, me cuesta escoger, cuántos merecerían el primer lugar, pero ‘Qué lindo es Jalisco’ es la más acertada. Quiero felicitar al autor y a las autoridades de la Universidad por cultivar e incentivar el gusto por nuestra música”, expresó.

Edwin Origel Méndez, integrante del jurado, dijo que este certamen enriquece la música de mariachi, que tiene la capacidad y el soporte de tocar varios géneros como el ranchero, el bolero, lo instrumental, el huapango y la música clásica; pero hablar del son es hablar de nuestras raíces y de nuestra esencia como mexicanos.

“Fue un trabajo arduo, pero lo hicimos con mucho gusto porque uno se da cuenta de la capacidad que tiene el ser humano para crear este tipo de música que es el son, de las letras tan interesantes que nos hablan del campo, de las vivencias, de los arrieros, de la gente que trabaja arduamente por nuestro México lindo y querido”, apuntó.

René Mejía Jacobo, quien también integró el jurado, indicó que se decidió otorgar el premio a esta obra porque reúne las características del ritmo del son clásico jalisciense, además de que tiene buena letra, melodía y es muy alegre.

Juan Alfredo Morales del Río, originario de Ocotlán, donde también es académico de la UdeG, explicó que su obra es una pintura desde el punto de vista musical, que retrata a Jalisco y sus lugares más importantes como: el Parián de Tlaquepaque, el mercado San Juan de Dios, el Lago de Chapala, Ciudad Guzmán, Jamay, y no podía dejar de mencionar a Ocotlán, con el prodigio de la aparición de Jesús crucificado en 1847.

“Retrato todo eso, al igual que el tequila, el mariachi, la charrería, los sones jaliscienses en una sola canción. Lo que quise hacer fue una manera de llegar a una persona que no conoce mi estado de Jalisco con palabras, melodía, armonía, no es nada fácil, pero Dios le manda un don a cada compositor y le da la oportunidad de mezclar la música con las palabras y crear una hermosa canción en forma de son, que alegra el corazón de las personas», precisó.

«Los compositores somos mensajeros de emociones, debemos alegrar a las personas, y más en estos duros tiempos de pandemia”.

Consideró que el concurso es importante, ya que el son trae consigo un mensaje emotivo y esas emociones entran por los oídos y se quedan en el corazón. Por eso, cualquier persona que escucha un son siente una gran alegría, se contagia de su música y de sus letras.

El premio consiste en 25 mil pesos y la ceremonia de premiación tendrá lugar el próximo 14 de octubre, en Ciudad Guzmán, sede del CUSur.