Psicovid, atención psicológica durante la pandemia

Desde el inicio de la contingencia, en el Hospital Civil brindan atención para cuidar la salud mental de la población, que se vio afectada por el miedo, la incertidumbre y la pérdida. Quienes lo requieran, pueden solicitar apoyo en la página de internet, facebook o en los teléfonos 33 1847 2420 y 33 1569 1574

1882

La pandemia por COVID-19 ha dejado a su paso afectaciones a la salud mental de la población en general, que experimenta cada vez más frecuentemente episodios de ansiedad, estrés, enojo y tristeza.

Ante este panorama, el Hospital Civil de Guadalajara, atendiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, en el sentido de que entre un 60 y 80 por ciento de la población podría verse afectada en su salud mental por la pandemia y las consecuencias de ésta, creó la Unidad de Apoyo Psicosocial ante la Contingencia por COVID-19.

La coordinadora de dicha unidad, Marcela Palacios Minakata, dijo que trabajan con un grupo de psicólogos, quienes a través de la página de Internet, Facebook y dos líneas telefónicas comparten contenido psicoeducativo, con la finalidad de concientizar de que es una responsabilidad colectiva cuidar la salud mental de todos.

“Empezamos a compartir material, posteriormente empezamos a difundir nuestros números telefónicos para que la gente que tuviera alguna repercusión por la pandemia se pudiera comunicar con nosotros vía WhatsApp para darle acompañamiento”

Hasta la fecha cuentan con 600 chats abiertos, donde más que una terapia psicológica se brinda un acompañamiento. Algunas de las personas que han solicitado el servicio se han atendido en varias ocasiones y unas cuantas han sido derivadas a otros servicios de atención en salud mental.

“Hay algunos que han requerido dos intervenciones, otros a quienes durante todos estos meses hemos estado acompañando, gente que tiene problemas de ansiedad, insomnio, que tiene mucho enojo y coraje”.

Aunado a esto, se mantienen al pendiente de la salud mental de sus compañeros, que a lo largo de estos meses se ha visto deteriorada y cada vez que hay alguna necesidad en particular los buscan y atienden sus necesidades.

Otro de los servicios que ofrecen desde junio, es visitar los pisos COVID, para atender a los pacientes, que dadas las condiciones de la pandemia no pueden estar acompañados y al entrar solos al hospital tienen un nivel de ansiedad muy elevado.

“Las trabajadoras sociales apoyan a los pacientes con videollamadas, que es muy importante para que esté más tranquilo el paciente y su familia, pero la situación está muy complicada”.

Explicó que las necesidades de quienes solicitan el servicio también han cambiado, ya que al al principio era el miedo, no saber donde estábamos parados, la incertidumbre, mientras que conforme ha ido avanzando la pandemia las necesidades han sido distintas, ya que las pérdidas empezaron a aparecer, no solamente físicas de personas queridas, también de parejas, proyectos, cuestiones laborales y escolares.

“Estamos viendo los duelos no resueltos porque la gente se va y no se puede despedir y eso está teniendo una repercusión. En las últimas semanas empezamos a ver también síntomas, reacciones de riesgo suicida, ya la gente habla de su temor por la muerte, pero también de su deseo de autolesionarse, es una situación muy compleja”.

Dijo que la preocupación es que no se cuenta con una infraestructura suficiente para la atención de la salud mental y por ello son reiterativos en que como comunidad podemos hacer mucho, mediante la empatía, escuchar e identificar estos síntomas.

“Eso puede ayudar mucho a contener esto que se va a desbordar también en algún momento, ya son muchos meses, hay mucha incertidumbre y pocos recursos para atenderlos».

«Aquí tenemos que entrarle como comunidad a cuidarnos entre todos nuestra salud mental”.

Explicó que es importante que si alguna persona empieza a sentir algún síntoma, estar más irritable, violenta, triste, desmotivada, hay que hablarlo, hay que comunicarlo, ya que es normal sentirnos así ante estás circunstancias.

“Si estos sentimientos ya tienen varias semanas o meses, pudieran convertirse en una enfermedad mental como la depresión o la ansiedad, que requieren de la intervención de un especialista. Por el momento todo lo que sintamos hay que hablarlo y expresarlo con gente de nuestra confianza, hay que tener esta empatía de ponernos en los zapatos de otros, considerando que a todos nos está pasando, son muchos meses y es mucha la incertidumbre lo que no queremos es que se desborde y se convierta en un problema más fuerte”.

La página de internet para conocer más sobre los servicios y recomendaciones es: http://www.hcg.udg.mx/covid19.php?mnu=2 o se puede ingresar a la página de Facebook. La atención vía telefónica es de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas en el 33 1847 2420 y 33 1569 1574.

Artículo anterior¿Dramaturgia jalisciense o dramaturgia global?
Artículo siguienteDaniel Hernández y el cine que vuelve a casa