Promueven cultura de protección a ecosistemas marinos

Apoyar a las comunidades de la Costa Alegre, fomentando un desarrollo sustentable en el respeto de los ecosistemas marinos, es el objetivo de un grupo de buzos, en su mayoría egresados de la UdeG

847

Un grupo de diez buzos recreativos y técnicos viajará este fin de semana a Tenacatita con la finalidad de realizar una inmersión en esta zona costera y retirar una red de pesca de aproximadamente 100 metros, que está ubicada a unos ocho metros de profundidad, afectando un arrecife de coral.

Pedro Chávez, estudiante de octavo semestre de la licenciatura en Gestión y Economía Ambiental, en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), desde el 2009 incursionó en el buceo desde lo recreativo, hasta llegar a lo científico para después hacer una carrera de buceo industrial.

Explicó que Gloria López, integrante del grupo, fue quien descubrió la red y decidió pedir ayuda a la comunidad de biólogos de la universidad y buzos con experiencia para poder desarrollar una estrategia adecuada para extraerla.

“Este fin de semana asistiremos un grupo de buzos recreativos y técnicos para sacar esa red que parece que ya lleva tiempo porque tiene incrustaciones marinas, algunos animales y algo de vegetación, ya que mientras más tiempo pase en el agua va llenando de más  organismos, más basura y eso asfixia el coral”.

En esta misión serán apoyados por pescadores locales e integrantes del Departamento para el Desarrollo Sustentable de Zonas Costeras, del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur).

Nosotros realizamos salidas periódicas y nos pareció buena idea en lugar de ir solamente como recreación, que también es parte de la práctica y entrenamiento, poner este servicio socioambiental para ayudar al coral que está en gran riesgo y a la comunidad de los mismos pescadores, ya que si ese ecosistema se mantiene sano, hay más vida, más peces, más recursos que sacar para los alimentos y mejorar la economía de las localidades cercanas”.

La red que extraerá el grupo se ubica en la playa de Tenacatita, donde está afectando al arrecife. Foto: Cortesía

Su idea es crear una asociación civil que busque resolver problemáticas socioambientales, como retirar redes, basura, plásticos y desechos que son arrojados al mar, así como capacitar con cursos a los pescadores de la zona, que se dedican a sacar pulpo, ostiones y recursos marinos por medio del buceo.

Ver videos genera mucha conciencia, también queremos platicarles de otros temas de ecología, que sepan que hay temporadas de veda, que es bueno pescar y sacar recursos para la alimentación, pero que también hay meses que es igual de importante dejarlos reposar para que se reproduzcan, si no se van acabar ellos mismos los recursos”.

Además pretenden orientarlos en cuanto al ecoturismo para que conozcan que hay otra actividad con la que pueden generar ingresos, en menos tiempo y menos esfuerzo, para así contribuir al descanso de los ecosistemas.

Otra de las preocupaciones son los accidentes, ya que muchos de los pescadores son buzos empíricos, no tienen la capacitación teórica y en el buceo es muy importante seguir las reglas, los tiempos, la profundidad, el equipo, la seguridad.

Ellos no tienen esa capacitación, hemos hecho entrevistas a los pescadores y la mayoría nos ha comentado que ha presentado algún tipo de problemas relacionado al buceo o tienen algún conocido que sufrió un accidente”.

Explicó que esta situación se complica por el hecho de no contar con una cámara hiperbárica para tratar estos accidentes, ya que las más cercanas están en Manzanillo o Puerto Vallarta.

Por las cuestiones geográficas al ir por carretera para ser atendidos suben a alturas que les hacen más daño. Ese es otro objetivo que nos hemos planteado, queremos que haya una cámara hiperbárica en la Costa Alegre para tratar accidentes de buceo, ya que en ese tipo de accidentes se cuenta con pocos minutos para la atención, el tiempo es vital”.

Con esta actividad empezarán a generar una mayor difusión para la gente local que convive con los ecosistemas marinos, cuando detecte una red de pesca se ponga en contacto con ellos para retirarla.

“Esta actividad es un granito de arena, eso no va a cambiar el mundo, pero si muchas personas lo hacen sí se verá  la diferencia y puede ser una vía para la recuperación económica de esas zonas costeras de Jalisco”.

CONOCE A LOS PARTICIPANTES DEL EQUIPO

Alejandra Valdez Cibrián


Es Bióloga Marina, egresada del Departamento de Estudios para el Desarrollo Sustentable de Zonas Costeras (DEDSZC) de la Universidad de Guadalajara. Es buzo desde 2011, actualmente está cursando el DIVEMASTER por parte de PADI, y su experiencia en el buceo ha ido de la mano con la investigación subacuática de invertebrados marinos. Ha participado como técnico en proyectos relacionados con la investigación sobre la biología y ecología de caracoles marinos venenosos (Superfamilia Conoidea); así como colaborado en campo dentro de distintos proyectos en relación con arrecifes coralinos, tanto en zonas costeras como sistemas insulares.

Pedro Chávez Gómez


Estudió la carrera de Técnico Superior en Buceo Industrial en ITBoca Veracruz, también es Instructor de Buceo Recreativo por la agencia IANTD y actualmente está por terminar la licenciatura en Gestión y Economía Ambiental de la UdeG. Ha buceado desde el año 2009 en proyectos recreativos, instrucción, científicos e industriales.

Gloria Diane López Rivas

Estudió la licenciatura de Biología Marina en la UdeG, es buzo con certificado en Open Water Diver por SSI desde el 2015. Tiene experiencia en buceos recreativos de profundidades máximas de 25 metros. Buceos con propósitos científicos de fotografía, estimación de equinodermos, monitoreo y restauración de corales, identificación de peces, recolección de invertebrados, recuperación de receptores submarinos y limpiezas.

Darynel Amaya Flores


Es pasante de la carrera de Biología Marina de la UdeG, originario de Tasquillo, Hidalgo. Aunque es originario de un lugar donde no hay litoral, le nació el gusto por el mar, tiene tiempo con su certificación de buceo y espera seguir avanzando en ello. Ha tenido la fortuna de bucear en varios lugares, desde un barco hundido hasta aguas abiertas. Su pasatiempo favorito es pilotear un dron y con ello sacar fotografías del mar y la naturaleza.

Luisa Elena Velasco Reyes

Es Bióloga Marina por la UdeG, recientemente terminó su maestría en Ecología y Manejo de Recursos Costeros y Marinos, también en la UdeG. Tiene poco de haber empezado a bucear, ya tiene su primera certificación de aguas abiertas y busca la manera de bucear con continuidad de forma recreativa y quiere certificarse en otras especialidades.

Humberto Almanza Rodríguez


Es Biólogo Marino por la Universidad de Guadalajara y Dive Master por la agencia PADI. Le encantan las actividades ecoturísticas y la educación ambiental. Bucea desde el 2013 con fines recreativos, educativos y científicos.

Laura Fonseca


Es licenciada en Informática por la UdeG. Es empresaria y ha tomado cursos de buceo en aguas abiertas y buceo nocturno, disfruta enormemente el mundo submarino.

Bruno Guardado Márquez


Estudió la carrera de Ingeniería Mecánica en el ITESO. Bucea desde el 2017 y ha cursado 5 certificaciones dentro de este deporte hasta el momento, teniendo como meta llegar a DiveMaster.

Gerardo Guardado

Estudió la carrera de Mecatrónica en el ITESM  y cursó un año de Técnico en Música en la UdeG. Está certificado como buzo por SNSI por el maestro Teófilo Muñoz en la UdeG desde el 2017 en proyectos recreativos.