Posponen para 2022 Juegos Panamericanos Universitarios

La decisión tiene como objetivo proteger la salud de todos los miembros de la FISU América, especialmente a los estudiantes, atletas involucrados en los eventos

196
La flama olímpica de los Panamericanos Universitarios tendrá que esperar el 2022 para encender la competencia. Foto: Internet

Ante el desarrollo de la pandemia de COVID-19, el Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Deportes Universitarios (FISU), en coordinación con el comité organizador de los segundos Juegos Panamericanos Universitarios, decidieron como medida preventiva de emergencia, posponer dichos juegos para julio del 2022, manteniendo a Mérida, Yucatán, como sede de la justa deportiva.

La decisión tiene como objetivo proteger la salud de todos los miembros de la FISU América, especialmente a los estudiantes, atletas involucrados en los eventos.

Esta determinación fue recibida de forma positiva por el jefe de la Unidad de Alto Rendimiento de la Coordinación de Cultura Física de la UdeG, Quetzatcóatl Oregel, quien señaló que si la justa deportiva se hubiera reprogramado para este mismo año los deportistas no iban a tener buen tiempo de preparación.

“Aunque nuestros deportistas no han dejado de entrenar, porque sus entrenadores les están dando seguimiento virtual, no es lo mismo, todos los deportes tienen una afectación y en 2 o 3 meses no van a regresar a su forma deportiva, por eso es una buena decisión reprogramarlos”.

En cuanto a la Universiada Nacional 2020, programada inicialmente para finales de abril y para la cual no existe aún fecha de inicio, dijo que en caso de que si se realizara este año sería una buena opción analizar si se participa o no.

“Participar y no hacer un buen papel por estas circunstancias no es conveniente. Además, no hay una bandera blanca de que podemos participar sin ningún riesgo, solamente así lo haríamos y pensándolo por las indicaciones de cuidar la integridad de los deportistas”.

Explicó que son muchos los factores que intervienen en la preparación de los atletas y la pandemia les ha generado estrés y problemas psicológicos. Considera que habrá gente que deje de entrenar y volver al ritmo será el gran reto.

“Habrá una afectación psicológica, el miedo de interactuar con personas. Hay que prepararnos, afortunadamente en la UdeG siempre al ritmo que nos tocan bailamos, ya estamos preparando 3 o 4 estrategias para los posibles panoramas”.

Recomendó a los deportistas universitarios no desmoralizarse, tomar esta situación como una prueba de vida, prepararse con vistas al siguiente año, si es que no se programa alguna competencia este 2020.

“Lo más importante es que piensen en ellos, en su integridad, su salud y la de su familia y más que nada que no bajen la guardia psicológica, para que lleguen con una mejor mentalidad. Siempre hay que sacar lo positivo, este tiempo ha servido para descansar, recuperarnos, valorar lo que tenemos. Muchos de los deportistas no valoraban tanto sus entrenamientos, porque se convertía en rutina, todos empezamos en el deporte porque nos gusta y a veces se nos olvida porque estamos ahí y lo hacemos como una obligación y esto ha generado volver a desear lo que tanto amamos, regresarán con más ganas”.