Policías de película

535

Las series de televisión han vendido la idea de que en Estados Unidos hay súper investigadores policiacos, lo que está muy lejos de la realidad. Al igual que en México, la mayoría de los investigadores no saben cómo manejar los casos de homicidio y están dispuestos a hacer creer a la gente todo lo contrario. A muchos les falta entrenamiento en investigación criminal, experiencia y fundamentar su trabajo en bases científicas afirmó el doctor Brent E. Turvey, considerado el mejor perfilador criminal en el mundo, quien participó en el Primer Congreso de Investigación y Perfilación Criminal en el auditorio “Roberto Mendiola Orta”, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS).

A diferencia de lo que sucede en series televisivas como Bones, donde el trabajo policiaco tiene un sustento científico y es determinante para una sentencia, denunció que en EE.UU. los investigadores en materia criminal y los tribunales pueden lograr condenas sin la ciencia. Cuando hay un “muy buen sospechoso” y la ciencia no respalda esa teoría, ésta es ignorada y sólo se toman en cuenta las declaraciones, que es lo más sencillo pero lo menos confiable.

Turvey, autor de ocho libros de texto en materia de investigación criminológica, denunció que hay muchos rastros de evidencia de casos, entre ellos violaciones, que no están siendo examinados en la Unión Americana.

Explicó que si no se utiliza la ciencia en investigación policiaca, entonces ésta en realidad no es realizada. Hay muchos pilares en una investigación criminal: declaraciones de sospechosos, víctimas y testigos. Éstas se tienen que comparar con la evidencia física, sobre la cual se realizan pruebas forenses, además de tomar en cuenta la escena del crimen, de lo contrario el caso estará basado en mentiras sin fundamento. “La cuestión no es cuál es el rol de la ciencia, sino qué se hace sin ella. Si no se utiliza no hay verdad, y no se han verificado las declaraciones”.

En cuanto a investigación forense, señaló que todos los estados del vecino país del norte están muy atrasados. “Pueden tener excelentes laboratorios, pero si no tienen personal que sepa manejarlo, de poco sirve”, y añadió que los mejores profesionales en el área no trabajan en gobierno. Entonces los mejores laboratorios forenses no son públicos, sino particulares.

Al hablar específicamente de la serie Bones, señaló: “Nada del show es real. No hay máquinas de hologramas de tercera dimensión en ninguna parte del planeta, en Estados Unidos no hay una base nacional de huellas dactilares, sólo regionales, el FBI no tiene jurisdicción sobre delitos sexuales ni homicidios, así que no hay expertos en esta última materia en dicha institución, además los huesos sólo figuran en el dos por ciento de los casos de una investigación criminal y hay sólo una antropóloga forense de tiempo completo, que es consultora del FBI y trabaja realmente para el Smithsonian American Art Museum”.

“Es increíble que en la televisión mienta en cuanto al uso de la tecnología, pero en este medio comprende más la necesidad de hacer una buena investigación criminal, en comparación con muchos departamentos de policía”, dijo y agregó que en Estados Unidos la mayoría de los investigadores tiene una experiencia relativa y particular a su región. Hay policías que no tienen la disposición de aceptar que necesitan entrenamiento de todo tipo, hasta en investigación criminal básica.