Peos al cine

85

Grandes talentos han emigrado: Guillermo del Toro es quizá uno de los más reconocidos directores latinoamericanos. Jalisciense, exitoso, pero que se fue y despegó. El talento existe, las ganas, la creatividad también.
La falta de dinero ha sido una constante y aunque un fideicomiso quizá no resuelva el problema de la escasez de recursos, sí es un buen arranque de año, considera Raúl Ramón, presidente de la Academia Jalisciense de Cinematografía, A. C.
“Nos costó mucho su creación: muchas pláticas con varias instancias, con diputados… Nosotros entregamos una iniciativa de ley bien elaborada, con metodología, con una propuesta de transparencia en el manejo de los recursos y por fin se desarrolla”.
Faltan por definir algunos aspectos legales, el consejo consultivo y un comité de representantes, lo cual pudiera quedar listo en dos o tres meses más; sin embargo, el recurso existe: dos millones de pesos.
José Luis íñiguez, diputado panista y presidente de la comisión de Cultura del Congreso del Estado, afirmó que lograr esos recursos no fue complicado, porque hubo consenso en las fracciones, luego de conocer las inquietudes de un grupo de jóvenes creadores que solicitaron el apoyo en esta y en la anterior legislatura.
“Somos conscientes de ello: del talento, de las ganas que hay y de la falta de dinero para realizar sus producciones. Muchos son jóvenes, nuevos; otros, más consolidados, pero que no han tenido apoyo y seguimiento”.
Raúl Ramón, presidente de la Academia Jalisciense de Cinematografía, A. C., es realista: iniciar con dos millones de pesos es bueno, pero no suficiente: “porque quizá no alcanzaría para una película de buena calidad. Por eso la meta es lograr un millón de dólares, que pudieran ser financiados por el gobierno estatal, las universidades que integren el comité de representantes, las secretarías de Cultura y Turismo, los ayuntamientos y hasta de la iniciativa privada y conseguir de 10 a 12 películas al año”.
Sobre esta meta de incremento de presupuesto, aún no hay avances. Primero tendrán que definir algunos aspectos legales y luego abrirse puertas con las universidades, dependencias y empresas.
Ya fueron establecidos algunos requisitos, entre los que se encuentran: producir sólo largometrajes (una película con duración mayor a una hora), más del 60 por ciento del filme sea producido en el estado, con realizadores jaliscienses o que por lo menos tengan más de cinco años de radicar en la entidad y hacer producción local; además, sólo financiarán hasta el 49 por ciento del costo total del filme.

La opción en televisión
Desde hace seis meses en Canal 8 de Telecable Zapopan existe un programa de televisión dedicado al desarrollo y promoción de cortometrajes. Lo que surgió como una propuesta, es una realidad que apoya a los jóvenes, explica su productor y conductor, Enrique Laguna.
“En este programa el canal aporta el equipo digital y así se graba. El programa dura una hora y los primeros 30 minutos enseñamos cómo se realiza y posteriormente se presenta. Incluso algunos cortos se han ido a concursar a Cancún y a otros festivales”.
La mecánica es sencilla: el guión les llega por correo electrónico y el director es quien arma su elenco y dirige. Enrique Laguna sólo supervisa el contenido de los mismos, pues se transmite en horario estelar y familiar, todos los sábados a las 20:00 horas.
En ese lapso (comenzaron en septiembre), la respuesta del público es muy buena: “nos llegan muchas propuestas de varios puntos de Jalisco, principalmente de Puerto Vallarta, Tequila, y hasta de Michoacán”.
Los temas que han tratado en sus cortometrajes son diversos: por lo regular cuentan primero una historia relacionada con el terror, el miedo, el suicidio, y así, con pocos recursos, han creado escenas de gran impacto: “hacer llover con tan sólo una pipa, quebrar vidrios de carro o que parezca que hay una ambulancia… en fin”.