Orquestación vs fusión

755
GDL81231002. La Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) en su tradicional Concierto de Fin de Año, con la participación especial en esta ocasión de la soprano mexicana María Katzarava, ganadora recientemente del primer lugar en las categorías de ópera y zarzuela del prestigioso certamen Operalia 2008, en la Plaza de la Liberación en el centro de la ciudad de Guadalajara. NOTIMEX/FOTO/LUIS FERNANDO MORENO/LFM/ACE/

La orquesta y el jazz, la orquesta y Broadway, y la danza, y la música mexicana, y el circo. La segunda temporada de este año de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) apuesta por la mezcla de géneros y disciplinas, bajo el título “Fusión, un nuevo sonido”. Esta serie de conciertos es parte de un proyecto de formación de públicos, según el boletín de prensa del sitio web de la OFJ.
“La orquesta no se está volviendo loca”, dijo Héctor Guzmán, en el segundo concierto del primer programa, dedicado al jazz. El director charló directamente con los asistentes para dibujar un panorama de la evolución de la síncopa y la improvisación, entre los bloques de música que fueron del ragtime al jazz fusión con tintes de rock, pasando por la big band, George Gershwin y Duke Ellington. “Creemos que es nuestra responsabilidad como músicos llevar hasta ustedes toda clase de música de calidad. Esta es su orquesta”. Durante el popurrí que rescató piezas de Glenn Miller, un violonchelista se dio tiempo de tronar los dedos con estilo y ritmo. Mientras le daba la vuelta a la partitura, una violinista no dejaba de mover el pie casi bailando, y otros violonchelistas jugaban a girar su instrumento entre nota y nota; en otras piezas la orquesta funcionó sólo como acompañamiento a Torguz, quienes interpretaron piezas inéditas de ílvaro Torres.
Sin embargo, la crítica ha demostrado su desacuerdo con esta decisión. Columnas de prensa escrita y programas de televisión especializados consideran que es un enfoque equivocado para atraer a nuevos públicos. Incluso se ha acusado de nepotista la participación y la presentación de dos composiciones del baterista Efrén Guzmán, hermano del director Héctor Guzmán, quien dejó claro el vínculo al presentarlo en el escenario y reseñar brevemente una de esas composiciones –“My dad”– dedicada a la memoria del padre de ambos.
El fin de semana pasado presentaron el segundo programa, enfocado al género del teatro musical, con dos invitados del centro más importante de este tipo de espectáculos, Broadway. Con el apoyo vocal del coro municipal de Zapopan, el tenor Steve Amerson y la soprano Lauri Stephenson, fueron las voces principales de este concierto, que se enfocó al popular género consolidado por obra mítica, como Cats y El fantasma de la ópera.
El tercer programa será este jueves 25, viernes 26 y domingo 28, con la presentación de El lago de los cisnes, de Tchaikovsky, con la puesta en escena de la recién creada Compañía estatal de danza clásica.
Las sesiones son casi todas en el Teatro Degollado, los viernes a las 20:30 horas y los domingos a las 12:30, excepto la última de éstas, dedicada al acto circense en colaboración con el Cirque de la Symphonie, que se llevará a cabo en el Teatro Diana, únicamente el viernes 10 de julio.

Artículo anteriorKarina Hurtado
Artículo siguiente“Madre a los 11 años”