Orquesta Higinio Ruvalcaba compartió escenario con niños, niñas y jóvenes

Presentaron concierto en Conjunto Santander, junto con estudiantes de la Fundación Crescendo con la Música

135
Fotografía: Gustavo Alfonzo

Mozart, Vivaldi, Beethoven, Moncayo y hasta Pepe Guízar se escucharon desde los instrumentos de niños, niñas y jóvenes de la Fundación Crescendo con la Música, en compañía de la Orquesta de Cámara Higinio Ruvalcaba (OCHR) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Este jueves, la Sala 2 del Conjunto Santander de Artes Escénicas fue el escenario donde demostraron lo aprendido a lo largo de meses, respaldados por profesionales de la agrupación universitaria.

Esto, como parte de la labor social que la OCHR emprende para contribuir en el desarrollo artístico de comunidades prioritarias.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

“Para la OCHR es importante tener este contacto con un proyecto comunitario como el de Crescendo por la Música, pues es parte del compromiso social de la UdeG para con niños y jóvenes que tienen la experiencia de la educación musical comunitaria”, dijo el Coordinador de Música de Cultura UDG, Sergio Ramírez Cárdenas, previo al inicio del concierto.

El Presidente de Crescendo con la Música, el pianista mexicano Jorge Viladoms, expresó que este concierto es una forma maravillosa de festejar los primeros diez años de dicha fundación, cuya sede es el Centro Educativo La Barranca, ubicado en la colonia La Coronilla, a orillas de la Barranca de Huentitán (cuya comunidad de profesores y familia asistió como público).

“Acompañamos a niños y jóvenes para que su perspectiva de vida sea vista a través del arte y la música, que pueda cambiarles horizontes. Este tipo de experiencias les ayudará a llevarlos más lejos”, externó ante el público presente.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

Agradeció al Director de la fundación, Mario A. Rivas, así como a la UdeG, por dar la oportunidad de compartir escenario a los músicos noveles con la OCHR.

Crescendo con la Música fue creada con la misión de que niñas y niños de entornos sociales vulnerables accedan a una educación musical de calidad y transformadora.

Las y los artistas en escena fueron 63 niños y niñas de la fundación, 15 coristas y 20 músicos de la OCHR.

Después de interpretar la “Sinfonía No. 1”, tema que escribió Mozart cuando era un niño, las y los músicos interpretaron “Married life”, de Michael Giacchino, para la película animada Up, de Pixar.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

Durante el concierto también tocaron música de Haydn, Saint-Saëns y Elgar.

También sonó «Huapango de Moncayo”, que a decir de Mario A. Rivas se trata de una versión con arreglos con percusiones, entre éstas instrumentos como tambor y yambe.

Otros temas que tocaron fueron “Finale novena sinfonía”, de Beethoven y “Guadalajara”, de Pepe Guízar; en esta última canción el público coreó el tema identitario de la Perla Tapatía.

Al finalizar, los aplausos parecían no acabar por parte de un público que se puso de pie ante el emotivo espectáculo, que además significó el fin de curso de las y los estudiantes de la fundación.

Esta presentación formó parte de la serie de actividades de Cultura UDG que emprende como parte de su labor social y una de las primeras vinculaciones que hace con otras orquestas con causa.