Fotografía: Iván Lara González

El acceso al arte es un derecho que en ocasiones se ve privado porque los medios de difusión no están pensados para personas que viven en situación de discapacidad.

Para sortear ese obstáculo, en el Museo de las Artes (MUSA) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se realizó un recorrido con estudiantes con sordera de la Preparatoria 7 y la Universidad Enrique Díaz de León (UNEDL).

El grupo de visitantes fue recibido por la encargada de Servicios Educativos del MUSA, Florencia Mayagoitia Veloz, quien explicó los significados e historia de los murales de José Clemente Orozco al interior del Paraninfo Enrique Díaz de León y de la exposición Tempus instans, donde se exhiben obras del fotógrafo José Hernández-Claire.

Fotografía: Iván Lara González

“Esto es un reto, pues al final nuestros contenidos están hechos sólo para personas con las capacidades auditivas y visuales, por lo que este reto lo queremos hacer parte del trabajo diario del museo y lograr un programa más inclusivo desde nuestra área, tanto para recorridos como materiales”, indicó Mayagoitia Veloz.

Durante la visita, los jóvenes cuestionaron en repetidas ocasiones a la guía, quien a través de Judith Fernández, intérprete de Lengua de Señas Mexicana, hacía llegar las preguntas a la encargada de Servicios Educativos del museo.

Algunas de las preguntas de parte de los jóvenes fueron cómo Orozco logró pintar sus murales El hombre creador y rebelde y El pueblo y sus falsos líderes, a lo que Mayagoitia Veloz recordó que fue mediante una técnica de fresco con una mezcla de arena y cal, que se secaba pronto, por lo que debía pintar rápido.

Fotografía: Iván Lara González

También se mostraron ávidos en conocer más sobre cómo era Hernández-Claire y su interés por retratar personas en las ciudades y durante contextos de migración.

Valeria Nungaray, estudiante de Diseño Gráfico Digital de la UNEDL, dijo, a través de Lengua de Señas Mexicana, que sus obras favoritas fueron las de Orozco debido a su expresión y extensión de los murales, así como las historias que Hernández-Claire retrató.

Ella indicó que nunca había tenido la oportunidad de hacer un recorrido en un museo con alguien que hablara con señas.

Fotografía: Iván Lara González

“Esto está muy bien, pues así podemos aprender. Cuando no hay intérpretes no aprendemos, sólo vemos el arte; si tenemos intérprete ya podemos entender lo que quiso poner el artista en su obra”, aseguró la joven, quien se dice motivada por conocer más y dedicarse al arte.

Dicho recorrido no pudo llegar a su fin, debido a que todas las personas al interior del museo tuvieron que ser desalojadas por el sismo que se sintió este martes al mediodía; sin embargo, aseguraron que éste se volvería a agendar.

Si otros grupos de personas con alguna discapacidad desean tener algún recorrido en el MUSA, pueden escribir al correo contenidosmusa@gmail.com