Módulo de vacunación del CUAAD, el mejor evaluado en Guadalajara

Aplicaron 5 mil 460 dosis a adultos mayores, del sábado 20 al lunes 22 de marzo

4673
Fotografía: Fernanda Velazquez

El módulo de vacunación anti COVID-19 del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), fue el mejor evaluado por las autoridades de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal), cuyo personal supervisó las jornadas de vacunación en el municipio de Guadalajara, informó la encargada del Módulo, Miriam Analy Ruiz Arcos.

«Coprisjal, que fue la instancia que realizó la revisión, nos pidió revisar si teníamos la red de frío correctamente, si estábamos atendiendo a las personas como se debía y teníamos lo que se requiere para que la vacuna no sufriera algún daño; fuimos de los mejores, si no es que el mejor centro de vacunación evaluado; ellos llevan un rango del cero al dos, y en todos los puntos calificamos con un dos», declaró.

Durante tres días, el CUAAD implementó el sistema de atención desde el coche —drive thru—, como parte del Plan Nacional de Vacunación, en el que se aplicaron mil 095 dosis en la primera jornada, dos mil 340 la segunda y mil 170 durante la tercera, para dar un total de 5 mil 460 dosis del biológico.

En concordancia con las decisiones tomadas por las autoridades federales y estatales, el domingo fueron aplicadas las vacunas que habían sido asignadas para la jornada del martes, debido a la alta demanda en este y otros módulos de vacunación del municipio.

Con la participación de más de 300 voluntarios de diferentes centros universitarios, además de casi 200 funcionarios de dependencias municipales, estatales y federales, la atención otorgada a los adultos mayores fue ágil y de calidad, uno de los aspectos que mejor fueron evaluados tanto por los funcionarios de la Coprisjal como por el público en general, indicó la encargada del módulo.

La coordinadora de Servicios Generales del CUAAD, Leticia Soledad Velázquez Carlín, explicó que mantener la red de frío para conservar las vacunas no fue complicado, debido a que la Secretaría de la Defensa Nacional entregaba las dosis entre las 6:30 y 7:00 horas diariamente, las cuales eran depositadas en un congelador para mantener la temperatura adecuada y hubo vigilancia constante por parte de voluntarios del centro.

Ruiz Arcos recalcó que hubo una coordinación armónica con todas las dependencias municipales, estatales y federales que se reflejó en la atención y el servicio que ofrecieron a la población.

«Siempre hay algo que mejorar, aunque hay aspectos que no dependen de nosotros, pero conforme se presentaron los retos se pudieron resolver. La revacunación será un proceso totalmente distinto, pues habrá ciertos cambios en el procedimiento de registro porque serán personas ya vacunadas; pero nosotros estamos listos, emocionados y con toda la disposición de apoyar», expresó.

Velázquez Carlín afirmó que realizar tres jornadas seguidas de vacunación permitió afinar detalles en el protocolo que servirán para afrontar las nuevas fases con mejores tiempos de atención y mayor calidad en los procesos.

«Nos permitió perfeccionar pequeños detalles. Empezamos con un tiempo de 45 a 50 minutos cuando el vehículo ingresaba, tomando en cuenta el registro, la vacunación y el tiempo de espera, y le bajamos entre 3 y 4 minutos, tal vez en cifra no es mucho, pero eso nos permite más movilidad dentro del centro universitario y que podemos recibir más vacunas para más personas, en menos tiempo», explicó.