En la planta baja del edificio de Rectoría General de la UdeG se expone Miradas disidentes, una muestra fotográfica que reúne 18 piezas de cuatro artistas universitarias para conmemorar el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, que se celebra el 28 de junio.

Las artistas Fernandx Carrillo Sánchez, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá); Daniela Reyes Oropeza, Samantha Hernández Martínez y Joseline Cervantes, del Centro Universitario de Arte Arquitectura y Diseño (CUAAD), presentaron parte de su obra artística con temas sobre la diversidad sexual.

Fernandx Carrillo Sánchez explicó que su obra habla del encuentro con el que enfrenta el dolor y donde también encuentra refugio. “Porque sólo en ese encuentro trans hemos encontrado ese refugio de nuestras experiencias y vivencias, y quizá del dolor que nos atraviesa porque es un dolor histórico, un dolor colonial, un dolor que está ahí. La apuesta es que el encuentro es nuestra apuesta de amor, ternura y resistencia”, dijo.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

Citó el Manifiesto T, elaborado por él y otros trans masculinos: “T”, que significa transición, ternura, testosterona.

No somos un trastorno de disforia, de identidad de género, desviados, ni medios hombres; somos diferentes del sistema sexo-género. Somos objetos diversos y complejos”, definió.

Enfatizó que los trans masculinos son una presencia que le hace frente a un sistema y régimen binario que considera que sin justicia no hay orgullo en el encuentro de sus cuerpos.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

“Hemos recorrido las ausencias de los corazones de nuestros ancestros en el devenir de nuestra historia porque hemos estado aquí, siempre, en distintos territorios y calendarios atravesados por una herida colonial colectiva”, subrayó.

El Rector General de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí, reconoció la importancia de reafirmar los derechos de la comunidad LGBTIQ+, y entre las deudas que tiene se encuentra lograr una Universidad incluyente que promueve la igualdad de derechos.

“Tanto la sexualidad como las formas de amar no deberán de ser un asunto de interés público, sino de interés totalmente individual, porque hay cosas que no deberían de estar a juicio de nadie más”, declaró.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

Dijo que al interior de esta Casa de Estudio se debe vivir un clima de total reconocimiento de todos los derechos bajo la premisa de que el amor es amor en cualquiera de sus formas.

Villanueva Lomelí reconoció el arte como una de las expresiones que permiten comunicar de manera más precisa el idioma, como se muestra en las 18 piezas de las artistas.

El arte es de las expresiones más humanas e importantes, de las cosas que más nos humanizan. El arte es de las cosas que ningún robot podrá suplir: una actividad tan humana como el arte es una forma de comunicación más compleja, pero exacta y profunda que el idioma”.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

La Coordinadora de Fomento al Desarrollo Integral, de la Coordinación General Académica y de Innovación, Esperanza Marcela Hernández Aguayo, dijo que la exposición de las cuatro artistas se instaló en uno de los lugares más concurridos de la Rectoría General para sensibilizar a la comunidad universitaria.

“Hoy podemos entender que la cosmovisión ha cambiado con estas nuevas generaciones: la vida ha sido distinta y las formas de amar han transitado a vivir el cuerpo de manera diferente, en modelos de amor no convencionales”, señaló.

Miradas disidentes estará abierta a la comunidad universitaria hasta el 15 de julio, en la planta baja del edificio de la Rectoría General de la UdeG.