Macrobús con fallas

62

Más de dos meses van desde la inauguración del sistema de transporte público Macrobús, tiempo en el que las inconformidades de algunos usuarios continúan en aumento, porque éste no ha cubierto las necesidades de movilidad urbana.
Su recorrido de 16 kilómetros a lo largo de la Calzada Independencia y Avenida Gobernador Curiel y sus 41 unidades, le parecen poco al señor Víctor, de 61 años, quien aseguró que el servicio no da abasto.
“Ya que te subes todo está bien, está limpio y es rápido, pero aparte de que duras mucho esperando, casi siempre van llenos. Creo que debería haber más coches y sobre todo, más alimentadores”.
Aunado a lo anterior, está el riesgo que corren los peatones al cruzar las avenidas para abordar y descender de las 27 estaciones del macrobús, aunque las autoridades afirman que es mínimo porque se colocaron semáforos peatonales, pero sólo unos funcionan. Antes había auxilio de agentes de tránsito, los que ahora están ausentes.
Enfocado en la seguridad del transeúnte, el arquitecto José de Jesús Plascencia Arreola, encabeza una investigación que realiza el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías opina que “los principales problemas para el transeúnte surgen por la carencia de visibilidad al cruzar las avenidas, además de la falta de educación vial de los automovilistas y, con frecuencia, del mismo peatón. Los señalamientos son insuficientes y cuando venga el temporal de lluvias, el problema será más grave”.

Ya vienen las lluvias
El estudio de Plascencia Arreola considera las posibles dificultades en el temporal de lluvias y que pudieran complicar la movilidad en esta zona de la ciudad.
“Nosotros proponemos, sin modificar el diseño que tienen las estaciones, ampliar la cubierta de las rampas para que el usuario tenga más espacio para protegerse de las lluvias”, comentó el arquitecto del CUCEI.
El investigador del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial, de la Universidad de Guadalajara, Luis Valdivia Ornelas, dio a conocer los resultados de su investigación acerca de los puntos de inundación en la ciudad.
Son cinco puntos a lo largo del corredor del macrobús con riesgo de inundarse cada año en el temporal de lluvias: por Avenida Gobernador Curiel, en la zona industrial, López de Legazpi, Avenida Patria, Lázaro Cárdenas y Washington. En esos puntos la altura del agua podría ser de hasta un metro.