Los estilos de vida y la pandemia generan disminución de la actividad física

Académico de la UdeG que participa en la Encuesta Nacional de Tendencias Fitness para México, dice que hay que enmarcar esta falta de activación en un contexto asociado al desarrollo, la globalización, el acceso a la tecnología y diversos servicios y productos que se estandarizaron en gran parte del mundo

322

El ritmo de la vida, la tecnología, el confinamiento derivado de la pandemia y diversos factores más, han contribuido a que exista una disminución sistemática de la práctica de la actividad física entre todos los sectores de la población, además de que se registran incrementos en el consumo de alcohol, cambios en la rutina de sueño y alimentaria, fenómeno que se presenta no solamente en México, sino a nivel mundial.

El investigador del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), Francisco Gómez, quien desde hace algunos años trabaja en la Encuesta Nacional de Tendencias Fitness para México, que se realiza cada año, explicó que para analizar estas cuestiones es necesario remontarnos a tiempos antes de la pandemia y reflexionar en torno a los estilos de vida asociados al desarrollo, la globalización, el acceso a la tecnología y diversos servicios y productos que se estandarizaron en gran parte de México y el mundo.

“Durante las ultimas décadas del siglo XX y las primeras del XXI las formas de vida disminuyeron la actividad física en nuestras actividades ordinarias, en el trabajo y en la escuela. Antes las actividades laborales de manera general demandaban un gran consumo energético, ahora al tener trabajos altamente especializados y asociados al servicio y tecnología, son trabajos sedentarios”.

La mayoría de las actividades laborales en los últimos años son trabajos sedentarios.

Transición epidemiológica

Aunado a esto existe una disminución de la actividad física en las escuelas, en lo que se pudiera definir como tiempo condicionado, donde se ubican las labores del hogar y del transporte, y durante el tiempo libre, debido a otras ofertas de actividades recreativas.

“Durante el siglo XX, el juego, los deportes, el ejercicio en general eran una parte esencial del uso del tiempo libre de las personas; ahora la accesibilidad a la tecnología, medios electrónicos, la televisión, la radio, el internet han disminuido la cantidad de actividad física en todos los escenarios de nuestra vida, y este contexto generó un cambio que se denominó transición epidemiológica, es decir, en México y en el mundo pasamos de morir a causa de patologías infectocontagiosas a enfermar y morir por enfermedades no transmisibles, como obesidad y diabetes”.

El académico explicó que a partir de la pandemia hubo una reconfiguración que tal vez no se supo aprovechar del todo por las autoridades responsables de los programas de cultura física, ya que en los primeros meses de la contingencia gran parte de la población buscaba hacer actividad y se generó mucho contenido digital que tal vez no se logró capitalizar de mejor manera.

La Encuesta

Ejercicio
Para el 2021 se observan adaptaciones a las tendencias fitness, a través del uso de la tecnología, online y ejercicio en el hogar.

En cuanto a la Encuesta Nacional de Tendencias Fitness para México, señaló que fue a partir del 2019 cuando empezaron a analizarlas y van por la cuarta edición de este estudio.

“Las principales tendencias del 2020 para México son los programas de ejercicio y pérdida de peso, el entrenamiento funcional, entrenamiento personalizado de fuerza y con el propio peso corporal. Para el 2021 ya se observan adaptaciones a las tendencias fitness, a través del uso de la tecnología, online, ejercicio en el hogar, con asesoría de entrenador personal, entrenamiento en grupos reducidos, el monitoreo de biomarcadores corporales, incluso el entrenamiento al aire libre han escalado posiciones del 2019 hacia el 2022”.

Dijo que las recomendaciones para la población en general es moverse más, romper el sedentarismo en la escuela y en centros de trabajo, al menos cada hora o cuando la rutina lo permita, realizar algunos minutos de ejercicios la mayor cantidad de veces posible.

“Por ejemplo, entre más pasos al día da una persona, hay mayor esperanza y calidad de vida en comparación con quienes caminan menos, hay que aprovechar todos los momentos para hacer actividad física y que sea parte de nuestro estilo de vida; y la mejor actividad para realizar, es la que a cada quien le gusta”.