LAS NIEVES DEL KILIMANJARO

87

El Kilimanjaro deja de ser el paraje exótico en el clásico de 1952: se convierte en un sueño robado en el filme homónimo de Robert Guédiguian que el año pasado participó en Cannes. Michel debería estar por jubilarse, pero se queda sin empleo. Con todo, es feliz junto a su esposa de toda la vida, su familia y amigos que les regalan un viaje por su aniversario… hasta que son asaltados en su casa.