La vida secreta de los agujeros negros

246

La posibilidad de estudiar objetos inimaginables y la curiosidad por observar un universo nunca antes visto, fue el espíritu que compartió Marka Szabolcs, académico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, durante la clausura de la Semana Mundial del Espacio que organizó el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI).

En el Paraninfo Enrique Díaz de León, impartió la conferencia magistral “El siguiente gran salto de la astronomía: multi mensajeros con las predicciones elusivas de Einstein; las ondas gravitacionales”.

El pionero en el estudio de las ondas gravitacionales compartió sus experiencias en el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO, por sus siglas en inglés), ubicado en Louisiana, Estados Unidos.

Szabolcs explicó a estudiantes y académicos cómo el instrumento —que supone el mayor avance en la época de las computadoras— detecta las ondas en el espacio como resultado de la unión de dos agujeros negros, hecho que respalda la base de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, publicada hace un siglo.

Con varios LIGOS se pueden detectar los diferentes puntos en los que las ondas gravitacionales están surgiendo, y se analizan para comprender cómo se creó la luz y su lectura, mencionó el físico.

“El futuro de la ciencia es la astrofísica, y las ondas gravitacionales multi mensajeras son el conductor de la astrofísica. Si pensamos en los detectores de las ondas gravitacionales, queremos ver más cerca con mayor calidad, y ver muchos otros objetos que existan o que sospechamos que puedan existir. Quiero tener sorpresas de parte del cosmos”, subrayó Szabolcs.

Además de Estados Unidos, en el mundo existen observatorios detectores en Alemania, Italia, Japón y recientemente India invirtió para crear uno.

“Ahora el reto es desarrollar un propio láser con mayor estabilidad para tener mejores resultados ópticos, y reinventar lo que se ha logrado hasta ahora. Ustedes son el conductor del futuro”, concluyó el también miembro del Columbia Experimental Gravity Group.