La incorrección de la realidad

361

La dislexia es una incapacidad, total o parcial para comprender algo, Humberto Moro bien lo sabe ya que es disléxico. Lo que no dice el diccionario es que esta “incapacidad” en realidad no es más que una posibilidad de observar la realidad desde otro punto de vista, lo cual le da a este pintor un extra a la hora de expresarse.
“El nombre se lo doy como una broma. Traducir a lo social esta parte de entender las cosas de forma diferente, al revés, o justo estar en el lugar equivocado era la intención de darle el cuerpo de obra. Estos personajes que estoy retratando ven la vida de manera muy distinta a la que se plantea en el mundo”.
En estas 17 imágenes el artista nos muestra la incorrección de los jóvenes, sus maneras de expresarse, sus rostros y su irreverencia ante la gente. No le gusta lo perfecto de la pintura, lo correcto. Prefiere dar unos pincelazos finales “manchando” el dibujo, o poniéndole retazos de cinta adhesiva. Quiere acercar la pintura a un plano físico-real.
Son tres series visiblemente separables: “Self desruction is the new self improvment” (la autodestrucción es la nueva automejora), “Whatever” (como sea) y “Give it back” que es una trilogía de dos videos y una instalación. Estas obras en conjunto también tienen la significación de esta dislexia que sufre la sociedad: en donde las cosas se interpretan de otro modo.
El autor nos dice: “Los retratos parten de fotografías que se toman para publicarse electrónicamente, que también tienen como una estética y una gesticulación. Responde a los bloggers, los myspaceresos, facebookeros.”
Moro no quiere encasillarse: ha pintado durante años, ahora además hace videos, intervenciones, fotografía y performance. Es fundador y director de la galería de arte Humo Live Art, y apuesta a crear una escena artística en Guadalajara más decente, sostiene que la gente necesita profesionalizarse.
La exposición permanecerá en Casa Vallarta hasta el 22 de agosto.

Artículo anteriorFernando Delgadillo López
Artículo siguienteDimes y diretes culturales