La espera de un Godot mediático

187

La creación de una nueva Ley de radio, televisión y telecomunicaciones en México es un tema pendiente en la agenda pública y social, aún cuando existe un dúopolio en la televisión y un oligopolio en la radio que dirigen y dominan. En el marco de la FIL, senadores, politólogos y especialistas discutieron este tema durante el foro “La Ley de Medios: ¿Ésperando a Godot?”.
En el poder legislativo existe un consenso a medias por falta de votos para una nueva reglamentación que garantice la libertad de expresión y el desarrollo de la democracia. La actual ley es obsoleta (se realizó cerca de 1960, cuando la radio trabajaba con bulbos y la televisión era en blanco y negro).
Para Santiago Creel Miranda, senador por el Partido Acción Nacional (PAN), es necesario un reordenamiento de los medios en México. “Tenemos una ley anacrónica, que no sirve para el avance del país, no sirve para la democracia, no sirve para la actividad económica y tampoco para la propia industria de la radio y la televisión”.
El periodista Virgilio Caballero criticó a Televisa. “El monopolio de la televisión ha logrado poder sobre la gente. Todos sus mensajes, no sólo sus noticieros, en donde hay más de descaro y evidencia notable de sus intenciones depredadoras, sino toda su programación está orientada a devaluar la vida de los mexicanos, muchas veces de manera subliminal, proponiendo una escala de valores que no tienen que ver con lo humano sino con lo que ellos llaman éxito en la vida, lo relacionado con la acumulación de bienes materiales y con la falta de escrúpulos”. Además Caballero enfatizó que “la Ley Televisa fue algo muy parecido a un golpe de Estado incruento”.
Por su parte, el senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Raymundo Cárdenas, afirmó que la educación de la sociedad está en manos de las televisoras, quienes privilegian la información. “No tenemos una ley que reglamente el derecho de réplica, que permita la participación de todos en la construcción de la sociedad de la información o del conocimiento”.
El senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ramiro Hernández García, mencionó que los temas de la nueva legislación deben considerar aspectos como fortalecer el modelo de telecomunicaciones y garantizar el acceso a los medios como un servicio. El senador se pronunció a favor de que existan dos órganos reguladores independientes, uno para telecomunicaciones y otro para radiodifusión.
Para el presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMDI), Javier Corral Jurado, “será la presión ciudadana sobre los partidos y legisladores lo que haga que las iniciativas se desatoren”. Esto debido a que los medios ya no le prestan atención al tema de la reforma.
Nueva iniciativa
El coordinador de la bancada priísta, Manlio Fabio Beltrones, presentó el 2 de diciembre una iniciativa para reformar el Artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión, con el fin de establecer la renovación de concesiones para radiodifusión hasta por 20 años, sin necesidad de una licitación pública.
Al respecto, Corral Jurado refirió que es un acto desfachatado para que las concesiones sean renovadas a modo discrecional, mientras que Creel Miranda dijo que las iniciativas que no contemplan la licitación pública y el pago de contraconcesiones para obtener se apartan de los principios constitucionales.

El caso de los medios públicos
Los medios culturales, universitarios o de otras instancias del Estado también deben contemplarse en la nueva ley, a decir del Senador del PAN, quien resaltó la necesidad de que los medios gubernamentales se conviertan en auténticos medios de Estado y logren ser órganos autónomos que tomen sus propias decisiones.
La creación de una nueva Ley de Radio y Televisión es un asunto pendiente que no tiene por qué estar esperando a Godot… o en este caso a los legisladores.