José Manuel Chávez

656

Pintor, ilustrador, fotógrafo y melómano, en especial entusiasta del grupo Pixies, y las legendarias compañías Wax Trax y 4AD, este joven artista posee una visión que encuentra un campo fértil en las imágenes cargadas de poesía y el registro documental. La vida en rosa, y una intervención de la casa de diseño Get Mute –las dos en exhibición–, representan algunas de sus exposiciones más significativas. El diseño sobre la piel: el tatuaje y la intervención de espacios públicos –como ejemplo más reciente: la renovación de una mesa de ajedrez para invidentes–, complementan parte del trabajo de José Manuel Chávez. Introspección, el viaje submarino, muestra individual que presentó en junio, en la Alianza Francesa, próximamente será exhibida en Durango. Como reto, la ilustración del cuento Mochivolty, trabajo que incorporará el sistema de lectura braille, constituye uno de los proyectos más importantes a corto plazo.

4ad
Algo que resultó contundente para el trabajo de la imagen, el nacimiento de esta inquietud, fue la parte melómana. Los discos del sello 4AD, aquellos booklets, en los que venía una serie de fotografías –que para mí fueron diferentes a todo lo que había visto–, significaron un antes y un después en mi inclinación hacia las imágenes. La influencia de Vaughan Oliver fue decisiva en este proceso.

Estilo
Como estudiante, tratas de apegarte a lo que te nutre visualmente, pero avanzas, conoces otros portafolios, otros artistas y posteriormente llega el desarrollo, la formación de una línea propia. Las dos últimas series que elaboré están enfocadas sobre aspectos sociales, una producción de fotografía documental. Antes trabajé el montaje, y no pienso abandonarlo. Éste representa una línea romántica y poética en mis fotografías.

Tattoo
Estoy en un proceso de aprendizaje, que me ayuda a madurar como pintor e ilustrador. Lo más importante es concentrarte, tener paciencia y mantener firme el pulso. El mayor reto fue el primer tatuaje. Es una responsabilidad grande, que no permite margen de error. Tienes que ser perfecto.

Pixies
Hasta la fecha escucho sus discos. Doolittle es mi álbum preferido. El concierto que ofrecieron en esta ciudad fue una experiencia buena. Mi esposa me obsequió el boleto, aunque noté apatía por parte del grupo, pero al final no importó: lo disfruté y canté a todo pulmón.

Visión rosa
La Alianza Francesa me invitó a esta exposición. La condición principal fue efectuar una obra en la que predominara el color rosa. Desde el momento que plantearon el proyecto, las ideas, las imágenes fueron llegando. Ocurrió como si fuera un Tetris. En algunas ocasiones aparecen los ingredientes exactos para hacer una buena composición. El cuadro es una radiografía –metafórica y textual– de mi cabeza. Coloco los elementos más importantes de mi vida, en este caso, la familia y el hogar. Es algo básico, un punto de partida. Utilizo la semiótica. A simple vista parecieran absurdos o simples yuxtaposiciones, pero, ciertamente, cada elemento posee una fuerte relación.

Get mute
Es una casa de diseñadores gráficos. Ellos me abrieron las puertas para la intervención de este espacio. Realicé un mural, además de presentar dos series fotográficas y cuentos infantiles ilustrados. Una de las series se llama “Postales del recuerdo”. Es básicamente una crítica al entorno social. En las imágenes resalta la ausencia de personas. Fue un trabajo en el que incluyo estacionamientos y supermercados, estos galerones que se dedican a la cultura del consumo. Pienso que, en algún momento, llegará el colapso de este sistema.