Informes Red Universitaria 2018

105

Lilia Victoria Oliver Sánchez
del Centro Universitario de la Costa Sur

En el último trienio, el Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur) se ha consolidado como un campus que ha aportado en investigación y vinculación en materia medioambiental, así como en el incremento de programas educativos acreditados por su calidad..

La funcionaria universitaria dijo que de 2016 (cuando tomó posesión del cargo) a 2018 la matrícula inscrita en programas educativos acreditados subió de 54 a 85 por ciento.

El CUCSur tiene 11 programas que están reconocidos a nivel nacional, de 13 que tienen características evaluables. Cuatro posgrados figuran en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), del Conacyt, y hay 26 cuerpos académicos.

Destacó que este año fueron incorporados tres académicos más al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), alcanzando la cifra de 33 miembros; lo que significa un aumento de 44 por ciento con respecto a 2016. “En 2019 alcanzaremos 41 docentes en el SNI, con lo cual alcanzaríamos un incremento de 78 por ciento con respecto a 2016”.

Oliver Sánchez indicó que este campus, que tiene injerencia en las regiones Sierra de Amula y Costa Sur de Jalisco, es referente en el estudio del medio ambiente por sus trabajos en la Reserva de la Biósfera de la Sierra de Manantlán y la creación de programas de ordenamiento ecológico de la Cuenca baja del Río Ayuquila; el estudio de felinos como ocelotes, jaguares, pumas y tigrillos, y el impulso de la conservación de tortugas en playas.

A la par, añadió que el plantel hace trabajos de procesamiento y reciclado de materiales como el tetra-pack y plásticos agroindustriales.

Recordó que en 2017 y 2018 el equipo de botánicos del Herbario Zea incorporó nuevos registros a la lista de especies, conocidas por la ciencia, que se encuentran en la región, como los árboles Sloanea cuautitlanensis e Ixchelia kochii, endémicas en un sitio ubicado en los límites de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco y Minatitlán, Colima; así como el nopal Opuntia setocarpa, que se localiza en la Sierra de Cacoma.