Inauguraron mural sobre conocimiento y artes en el CUAAD

Con la obra, elaborada durante diez sesiones en la sede Huentitán, se busca dejar un legado y conservar la identidad de la comunidad del plantel

237
Foto: Melanie Mascorro

Estudiantes y egresados del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), pintaron en una pared lateral del mirador oriente del edificio de Posgrados el mural denominado Templo del conocimiento en la Barranca de Huentitán, que fue inaugurado esta semana.

Durante el acto, el Rector del CUAAD, Francisco Javier González Madariaga, destacó el reencuentro en el plantel y la realización de esta obra, mediante la cual se busca recuperar la identidad y apropiarse de los espacios a través de manifestaciones de arte con la participación de los jóvenes.

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Francisco Javier Armenta Araiza, habló de la labor de la Universidad para compartir los conocimientos y la formación de seres humanos.

Este mural es un legado de los estudiantes. “Se trata de aportar mejoras a un lugar al que llegaste”, dijo.

Foto: Melanie Mascorro

El autor del mural, Eduardo Morquecho, egresado de la licenciatura en Arquitectura, informó que la intervención se da luego de un concurso en el que participaron muralistas y egresados. Fue elaborado por estudiantes y prestadores de servicio social durante diez sesiones de trabajo.

“Esta obra representó mucho trabajo, pero también la unión entre los alumnos y la inspiración. Participaron jóvenes adscritos a las carreras de Arquitectura, Artes Visuales y diseño de Modas, Industrial, de Interiores y Ambientación. “Espero que esta obra inspire a más alumnos para que a futuro se impulsen más espacios”, comentó el autor.

Sobre el origen del mural, Abigail Cisneros Ayón, presidenta de la División de Tecnología y Procesos, indicó que querían modificar un mural anterior. En la convocatoria del concurso participaron alrededor de 30 propuestas, de las cuales quedaron diez finalistas tras una votación en redes sociales. Al final fue elegida esta obra y la meta es que se pueda seguir interviniendo para que la comunidad estudiantil se sienta identificada.