Fotografía: Abraham Aréchiga

La Universidad de Guadalajara (UdeG) es una institución que se ha pronunciado por la cultura de la paz, el respeto y la seguridad. No es posible que se normalice la violencia y que se permita la desaparición de personas, afirmó el Rector del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Luis Gustavo Padilla Montes, durante la inauguración de la Segunda Jornada de la Cultura de Paz en el auditorio central de dicho plantel.

Invitó a la comunidad universitaria del CUCEA y a toda la sociedad a solidarizarse ante la desaparición del estudiante Miguel Alejandro Soto Martín.

“Quiero aprovechar el momento para hacer un llamado exigente a quienes se atrevieron a secuestrar a uno de nuestros alumnos, a Miguel Alejandro, de la licenciatura en Ingeniería de Negocios y a quien toda la Universidad de Guadalajara (UdeG), su comunidad, reclamamos que pronto aparezca y que lo regresen vivo”, declaró.

Fotografía: Abraham Aréchiga

Padilla Montes prendió un listón blanco en la solapa del traje del Defensor de los Derechos Universitarios, Dante Jaime Haro Reyes, que simboliza la inconformidad por la desaparición del estudiante. E invitó a toda la comunidad estudiantil, académica y administrativa, a que se prendan dicho distintivo.

Invito a toda nuestra comunidad a que no nos quedemos en silencio, ni que nos manifestemos de manera agresiva. Tiene que ser a partir de la cultura de paz. Debemos de entender que no podemos seguir viviendo en un mundo de violencia y comprender que la vida humana y la convivencia en la sociedad son muy importantes”, subrayó.

“Yo celebro que estemos inaugurando esta jornada y podamos tener este espacio para poder promover una cultura de paz”, abundó.

Fotografía: Abraham Aréchiga

Durante el acto inaugural se hizo un reconocimiento a embajadores de la primera y segunda generaciones de Compañías de Teatro por la labor que han estado realizando en favor de una cultura de paz: alrededor de 28 estudiantes del CUCEA.

El coordinador del programa integral de Cultura de Paz del CUCEA, Alfredo Orozco Mendoza, habló de la importancia de desarrollar actividades como la Jornada de la Cultura de Paz a fin de transformar la normalización de la violencia por una cultura que promueva una convivencia respetuosa, basada en los derechos humanos, por medio de la cultura y la prevención de la violencia de género y la educación.

La jornada tiene como marco el Día Internacional de la Paz, que es celebrado el 21 de septiembre. Esta edición se llevará a cabo del 20 al 22 de septiembre, y consta de siete conferencias, cuatro actividades artísticas (danza, teatro, concierto orquesta de cámara –que se instala en el CUCEA por ocho meses– y una galería de artes plásticas), además de tres talleres, dos experiencias de realidad virtual (una para la prevención de las violencias de género y para la expresión artística).

Fotografía: Abraham Aréchiga

Habrá también un concurso de gastronomía mexicana y un mural libre de expresión para la construcción de territorios de paz.

La directora Juventudes de Zapopan, Aranza Gallardo Romero, destacó la necesidad de que las y los jóvenes sean los protagonistas de una nueva historia de la ciudad y las comunidades, poniendo en el centro el talento y la esperanza en torno a la cultura de paz.

Dijo que el arte y la cultura pueden estar insertos en la cultura de paz y hablar de la misma, lo que favorece el empatizar con el otro.

Los interesados en la jornada pueden consultar el programa en la dirección Segunda Jornada de la Cultura de Paz del CUCEA | Coordinación General de Comunicación Social (udg.mx)