Heridas de la infancia

423

A finales de la primera mitad de la década de los noventa, directores como Lars von Trier, Kristian Levring y Thomas Vinterberg encabezaron Dogma 95, un movimiento cinematográfico que trasgredió los estándares de las producciones convencionales y logró, en cierta medida, devolverle al cine fuerza en las historias.
De aquella generación –provocadora de raíz– destaca el trabajo de Lars von Trier y Thomas Vinterberg, este último director de La celebración, una de las obras más representativas de aquel movimiento. Ahora Thomas Vinterberg intenta recuperar algunos rasgos esenciales de sus primeros trabajos con la película Submarino, una exploración de temas espinosos: alcoholismo, psicópatas sexuales, suicidio y violencia.
El filme muestra la vida de dos pequeños hermanos en medio de un entorno deplorable. Tras el paso de los años y una serie de infortunios, Nick y Martin vuelven a reunirse con el único deseo de llevar sus vidas al límite e intentar sobrevivir. En la película actúan: Jakob Cedergren (Nick), Peter Plaugborg (Martin), Morten Rose (Iván) y Patricia Schumann (Sofie).
Submarino puede resumirse como una producción cinematográfica que muestra las heridas de la infancia.