Guadalupe Michel Parra, una vida dedicada a la protección del medio ambiente

SEMARNAT reconoció su trabajo en favor del estudio y la conservación de la Laguna de Zapotlán con el Premio al Mérito Ecológico

800
Foto: Cortesía CUSur

El director del Centro de Investigación Lago de Zapotlán y Cuencas (CILZC) del Centro Universitario del Sur (CUSur), J. Guadalupe Michel Parra, fue acreedor del Premio al Mérito Ecológico 2020 en la categoría individual con mención honorífica, que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Este premio está relacionado con la conservación de los recursos naturales, su protección, manejo y aprovechamiento sustentable.

Foto: Cortesía CUSur

Actualmente Michel Parra dirige la comisión de Cuenca Laguna de Zapotlán, la cual coordina la ejecución de programas y acciones para la mejor administración de las aguas nacionales, el desarrollo de la infraestructura hidráulica y de los servicios respectivos, además coadyuva en la conservación y restauración integral de la cuenca. Acciones que han contribuido para que la Laguna de Zapotlán fuera declarado sitio RAMSAR el 5 junio de 2005.

¿Cuántos años ha dedicado a la promoción del cuidado del medio ambiente?

Tengo 44 años de docente y haciendo investigación, pero es un legado que nos dejan nuestros padres como un compromiso de preservar los recursos naturales, porque muchas personas tienen muy claro los bienes y servicios ecosistémicos y lo que éstos nos genera.

¿Qué tan difícil ha sido su labor para promover la conservación de los recursos?

Son situaciones muy frágiles, un poco mal entendidas, hoy los tenemos y mañana no, eso sucede mucho en los lagos, ríos, hoy están libres y mañana contaminados por errores, ignorancia y negligencia. Otra parte muy importante es la comunicación, que es fundamental, tanto en la forma transversal como horizontal, porque tenemos dos factores: los normativos y los operativos, y la parte normativa hay veces que por los cambios de gobierno o situaciones que se dan en torno a ello, nos representan algunos problemas, principalmente en las decisiones de tipo federal, estatal o municipal, y el actor más importante es el usuario que puede decidir cuál es el lago o cuenca que quiere tener.

Esperemos que mediante un proceso educativo más intensivo podamos lograr ese cambio de paradigma, del concepto económico a un concepto más sustentable por toda la bondad que tiene los recursos naturales.

¿Cuáles son los principales retos a nivel global en materia de medio ambiente?

El principal reto es el ordenamiento del territorio, que es una situación prioritaria, pero que no se atiende adecuadamente. Tener un ordenamiento del territorio implica saber en dónde va a estar el bosque, las áreas agrícolas, ganaderas, asentamientos humanos y esto nos lleva a un proceso de comunicación y de suma de voluntades, porque al fin y al cabo si se hace adecuadamente todos ganamos.

¿Cuáles son los desafíos de la región Sur de Jalisco?

El sur tiene un problema de ordenamiento del territorio muy significativo por el cambio de suelo, con un avance considerable del espectro agrícola a lo que viene siendo la línea del bosque, y eso nos genera situaciones críticas con amenazas y riesgos por las precipitaciones pluviales. El cambio climático es un fenómeno que no vamos a detener, pero sí podemos contribuir a su mitigación y creo que los recursos naturales y la participación humana dentro de un marco científico y tecnológico juegan un papel importante y trascendente.

¿Qué papel juega la educación en toda esta labor?

La parte educativa juega un papel trascendente, pero la educación ambiental es una área que todavía no ha podido ser muy bien concebida por todos los actores educativos, tanto a nivel de kinder, primaria, secundaria, hasta nivel doctoral, no hemos querido adoptar en nuestro proceso del conocimiento esa parte fundamental.

Actualmente Michel Parra dirige la comisión de Cuenca Laguna de Zapotlán. Foto: Cortesía

¿Qué representa está distinción?

Es un reconocimiento principalmente para la universidad, porque nosotros sin duda trabajamos para la institución y el reconocimiento le permite a la universidad hacer acciones por el bien de todos. Nosotros sabemos que tenemos un problema global que tenemos que resolver con acciones locales y regionales. Esto no es un logro mío, sino de todo un equipo de trabajo, de suma de voluntades para hacer las cosas con calidad total, con trascendencia y pertinencia.

¿A qué lo motiva este reconocimiento?

Yo creo que es una parte muy importante, porque después de 44 años de ser docente por lo menos haces una comunicación, una concientización, una educación, incluso en muchas ocasiones políticas públicas que nos han permitido mejorar muchas condiciones en diferentes áreas.

¿Cuáles son las próximas metas?

Darle continuidad a esto. Nosotros hacemos un congreso que llevamos realizando 20 años y nos sirve para socializar, concientizar, educar y ofrecer a la sociedad las acciones que estamos haciendo y las que no hemos podido hacer por las limitantes que tenemos en algunas situaciones.

Uno de los problemas más sentidos que tiene la región es la recarga hídrica, el acuífero de Ciudad Guzmán es muy grande, tiene un problema de desequilibrio hídrico y esto nos ha representando una amenaza, hay un riesgo para todos los sistemas, la prioridad es el agua de uso doméstico, pero también es fundamental la agricultura, la ganadería, el descanso, la recreación y el ocio y el Lago de Zapotlán no deja de ser un referente mundial, es un sitio Ramsar, tiene la designación del Living Like y dos reconocimientos internacionales de sustentabilidad de turismo de humedales.