Festival de títeres en Guadalajara

104

La revaloración y difusión del arte de los títeres fueron las premisas que llevaron hace 14 años a Luna Morena, Taller experimental, a crear el Festival Internacional de Títeres de Guadalajara, que del 26 de octubre al 3 de noviembre celebrará su décima edición.

A lo largo de estos años han trabajado por difundir el arte de los títeres como una tradición, pero también como un lenguaje contemporáneo digno de ser reconocido y de hablar de cualquier tema, explicó el director del festival, Miguel Ángel Gutiérrez.

“Nosotros nos propusimos hacer este festival para invitar otras miradas, otras formas de ver y de hacer el teatro de títeres, con grupos de otros países y otras ciudades de México, para que la gente pudiera ver la complejidad y la capacidad estética y narrativa del teatro de títeres. Podemos hablar de cualquier cosa y hacer hibridaciones con otros lenguajes artísticos, para hacer discursos mucho muy complejos estética y éticamente”.

Considera que después de estos 14 años han podido confirmar que justamente el arte de los títeres es un arte mayor y lo han posicionado quienes se dedican a él.

“Hemos accedido a los foros teatrales más importantes de México, del mundo y hemos abierto la puerta a muchas compañías para que muestren su trabajo tan enriquecedor en Guadalajara. Hemos formado un público exigente que ahora conoce mucho mejor este arte y es muy variado, desde niños, adolescentes y adultos y el festival ha cumplido con sus objetivos. Para nosotros es muy importante haber llegado a esta décima edición, que es un período simbólico de concreción y de madurez del proyecto”.

Añadió que los títeres tienen un alma noble y generosa, son un arte tan antiguo y tradicional que encierra en sí mismo un misterio de atracción, que es muy curioso con la gente.

“Siempre hemos tenido un recibimiento muy cálido y asombroso. En todas las ocasiones, desde que comencé hace 22 años, hemos estado en pueblos indígenas hasta en los teatros más reconocidos del mundo, y el público tiene una apertura especial y un atracción especial que radica en varias cosas: en un arquetipo de lo que los títeres representan, son símbolos del inconsciente humano y que engendran una especie de misterio que resuena en la humanidad. El público es de las recompensas más bonitas del oficio, la gente se divierte, llora, se asusta y reacciona de maneras muy naturales”.

Uno de los desafíos que tuvieron que sortear para la realización del festival de este año fue la gestión de recursos.

“A pesar de que cuando empezamos pensamos que el décimo iba a ser más fácil, porque iba a estar demostrado que era un festival sustentable, que la gente apoyaba, este año fue el más difícil de todos, más que el inicio, y creo que esa va a ser la constante. Todos los cambios políticos y los vaivenes económicos se llevan de rehén a las partes más vulnerables, en este caso la cuestión de la cultura y el arte”.

Esta situación los obliga cada vez a hacer más con menos, a diversificar sus labores para vivir de esto, trabajando todos los días del año, sin prestaciones y vacaciones.

“Es una situación difícil y precaria la de los trabajadores del arte en México”.

Para este año el festival tendrá como sede principal el Conjunto Santander de Artes Escénicas, con el tema “Los hilos que animan la vida” y cuyo programa incluye 19 presentaciones escénicas, dos talleres para creadores, una exposición, cinco mesas de diálogo y un Festín Ambulante.

Se contará con actividades en sedes como los espacios teatrales de la ciudad, pero además en espacios abiertos con el Festín Ambulante, con lo que pretenden tener un mayor contacto con la gente y que incluye visitas a los municipios de Etzatlán y Tequila.

“Contaremos con la presencia de artistas para que compartan su arte con talleres y exposiciones”.

El festival es reconocido como uno de los más importantes de Latinoamérica y, por ello, forma parte de la Comisión de Festivales Internacionales de la Unión Internacional de la Marioneta.

En las nueve ediciones han participado 76 compañías de artes escénicas originarias de Canadá, Italia, Perú, Alemania, España, Chile, Holanda, Hungría, Colombia, Uruguay, Brasil, Argentina y México, y ha reunido a más de 48 mil espectadores y asistentes.

Mayores detalles del programa en la página electrónica www.elfestin.org.mx