Evitar la extinción

483

De las ocho especies de tortugas marinas que existen en el mundo, siete se encuentran en las costas de México (tres en el Pacífico y cuatro en el Golfo de México y el Caribe). Su importancia radica en que han habitado el ecosistema marino por lo menos cien millones de años, lo que las ha convertido en pieza fundamental en la cadena alimenticia de su entorno.

Es necesario conocer esta especie y protegerla, mencionó Pilar Torres García, catedrática en la carrera de biología desde hace 42 años en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien impartió la conferencia “México: paraíso de las tortugas marinas”, en el Centro Universitario de la Costa (CUCosta), en el marco del programa “Sábados y domingos en la ciencia”.

La experta mencionó que la tortuga marina vive en el mar durante toda su vida, pero las hembras salen a la playa únicamente para desovar. Cada tortuga pone en promedio 120 huevos en un hoyo que cava para mantenerlos con el clima adecuado. “Al nacer, las crías hacen un recorrido importante hacia el mar, en el que reconocen la playa donde nacieron para regresar después de 10 años a desovar en ese mismo lugar”, refirió Torres García.

Añadió que los desarrollos tecnológicos han abierto la posibilidad de hacer registros de los rumbos que toman las tortugas con la finalidad de ampliar el estudio de la especie y conocer los detalles de su emigración. A la par, existen campamentos de biólogos e investigadores que participan en el censo de las tortugas, recuperación de datos, monitoreo y curaciones. “En estos campamentos son localizados los nidos de las tortugas, marcándolos con varas, para mantener un registro del número de huevos que tienen, cuántas crías salieron, entre otros datos. En ocasiones los huevos se pasan a corrales de protección para resguardarlos de depredadores naturales o cazadores”. Esta labor la ha realizado durante varios años la Universidad de Guadalajara a través de distintos campamentos, como el que se encuentra en Playa Mayto.

La experta dijo que entre las principales recomendaciones para el cuidado de las tortugas marinas destaca la capacitación de los cuidadores y operadores de campamentos tortugueros.

Añadió que “las tortugas no son mascotas, ni juguetes, sino especies que merecen respeto, por lo que es prioritario difundir la importancia del respeto hacia las tortugas, principalmente en niños y turistas”, explicó la participante de la Academia Mexicana de Ciencia desde 1981.

Taller de manejo y conservación
Grupos Ecologistas de Nayarit, A. C. y el Centro Mexicano de la Tortuga Marina, organizan un taller de capacitación para operadores de campamentos tortugueros, con el objetivo de conocer el cuidado que requiere esta especie, así como los detalles de la Norma Oficial Mexicana Semarnat-2010.

El presidente del campamento tortuguero El Naranjo, Ricardo Villaseñor Llamas, afirmó que el objetivo de la actividad es colaborar en la protección de las tortugas, principalmente en Puerto Vallarta.

“Hoy la mayoría de los que manejamos tortuga marina, como es el caso de los voluntarios y biólogos de los campamentos tortugueros, los agentes de seguridad de los hoteles que tienen playa, personal de Protección Civil y en general los turistas, se pueden encontrar con algún evento de tortuga marina, por ejemplo una tortuga adulta depositando sus huevos o algunas crías naciendo, por lo que debemos saber qué hacer”.

De ahí la importancia de conocer el contenido de la NOM-162-semarnat-2012, misma que indica los lineamientos para la protección y conservación de la tortuga, añadió Villaseñor Llamas.

“La tortuga marina está en peligro de extinción y es delito federal su manejo sin los permisos especiales que otorgan las autoridades correspondientes”.

El en taller que será impartido por el hidrobiólogo Ernesto Albavera, integrante de la plantilla del Centro Mexicano de la Tortuga desde 1994, tratarán generalidades de las especies de la tortuga marina, las normas y factores que han provocado el estatus de especie en peligro de extinción.

Artículo anteriorBallet Folclórico Infantil de la Universidad de Guadalajara
Artículo siguienteSomos booktubers abre su convocatoria 2015