Escribir para los lectores

111

El periodismo de investigación es el más costoso, el más comprometido y el más riesgoso, capaz de generar grandes odios y grandes amores”, señaló el periodista peruano Carlos Paredes, en la segunda conferencia del Seminario permanente de periodismo, con el título Investigación y narrativa en el periodismo.
“El periodismo que se hace cada día es una fotografía de la realidad, mientras que el periodismo de calidad, de investigación, constituye una radiografía que nos permite ver más allá de lo obvio.
“Es el arte de armar rompecabezas donde hay piezas que los poderes tratan de ocultar”. El periodismo de investigación “vigila al poder”. Cada investigación es como “un flash en la oscuridad”, aseveró el también ganador de diversos premios internacionales, como el premio Nuevo periodismo Cemex+FNPI.
Paredes comentó que un problema inicia rebasar a los medios de comunicación, sobre todo los electrónicos, su conversión en un poder fáctico en algunos países. Y cuestionó ¿quién vigila a los vigilantes?.
Refirió que a diferencia del periodismo que se hace día con día, en el que las notas son efímeras y hay que cerrar la edición a determinada hora, el de investigación resulta una opción, cuya principal característica es el “interés público”.
“Como dijera el periodista Darío Restrepo: nuestro patrón es la gente. Escribir bien no sólo es un asunto estético, sino ético. Sólo así sobrevivirán los periódicos, porque es mentira que la gente no lee. Nadie puede resistirse a leer una buena historia”.