En invierno mala calidad del aire afectará la salud de los tapatíos

Expertos recomiendan reforzar los cuidados en niños, adultos mayores y enfermos crónicos de vías respiratorias y cardiovasculares

391
Foto: Abraham Aréchiga

Durante la próxima temporada invernal se presentarán al menos 30 eventos de mala calidad del aire que afectarán la salud de la población del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG); por consiguiente, expertos de los centros universitarios de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y de Tonalá (CUTonalá) recomendaron cuidar la salud de niños, adultos mayores y personas con enfermedades respiratorias.

De acuerdo con Hermes Ulises Ramírez Sánchez, profesor-investigador del CUCEI, la calidad del aire será similar a la temporada anterior en que acumuló 32 eventos: 26 precontingencias y seis contingencias ambientales en la fase 1, que es cuando se llegan a los 150 puntos IMECA, que significa una muy mala calidad del aire.

Las contingencias atmosféricas se producen en invierno por la quema de pirotecnia, fogatas, emisiones industriales y quemas de residuos que provocan la inversión térmica con la suspensión de contaminantes.

Foto: Adriana González

“La inversión térmica es una capa de aire caliente atrapada entre dos capas de aire frío que no permiten que fluya el aire hacia arriba, y se empiezan a acumular contaminantes en esa capa”, detalló Ramírez Sánchez.

El fenómeno se percibe mayormente en la zona Sur de la ciudad, en Santa Fe, Las Pintas y Miravalle, en la confluencia de los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Tlaquepaque y Guadalajara.

Los efectos en la salud son temporales y permanentes en la población en general, con «complicaciones de quienes padecen asma y en la disminución de la función pulmonar”, además de eventuales muertes relacionadas con la calidad del aire, afirmó Aída Fajardo Montiel, coordinadora de la maestría en Ingeniería del Agua y la Energía del CUTonalá.

Las partículas que se presentan en la época son contaminantes respirables suspendidos en la atmósfera, como las muy pequeñas que tienen un diámetro de menos de 2.5 micras (PM2.5); así como las PM10 y PM03.

Fajardo Montiel recomendó una serie de medidas para enfrentar las distintas fases de las contingencias ambientales; para la precontingencia (una acción preventiva que busca contribuir a la reducción en la emisión de los contaminantes precursores de ozono), tratar de evitar la quema de pirotecnia, fogatas y reducir las actividades al aire libre; en la etapa de contingencia atmosférica, fase uno, evitar cualquier actividad al aire libre como hacer ejercicio, reducir el uso del automóvil y cubrir las vías respiratorias.

En la fase dos la población debe de suspender las actividades al aire libre y cerrar puertas y ventanas; finalmente, en la fase tres está prohibido realizar cualquier actividad al aire libre y acudir al médico en caso de presentar complicaciones respiratorias.

Por último, los expertos exhortaron a la población a estar atenta a las comunicaciones oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), instancia responsable del monitoreo de la calidad del aire y la aplicación de los protocolos en caso del aumento del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca).