En combate al dengue se debe tomar en cuenta factores urbanos y geográficos

Las intervenciones urbanas generan ciudades más saludables, dijo experto que hoy impartirá conferencia sobre el tema en el marco del programa Viernes de Ciencia 2021, del Instituto de Astronomía y Meteorología

237

Para combatir el dengue es necesario tomar en cuenta diversos factores como el urbanismo, la geografía y las condiciones de la ciudad, áreas estrechamente ligadas a la salud, lo que permitiría tener mejores resultados para prevenir esta enfermedad.

Esto lo expresó Enrique García Becerra, académico del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), quien agregó que desde lo geográfico se pueden hacer algunas reestructuraciones urbanas.

“Por ejemplo, tratar, en primer lugar, de actualizar algunos modelos y partes urbanas que se tienen; en este sentido, lo que se busca es que con estas intervenciones se contribuya a configurar una ciudad que sea más verde, que las calles no presenten encharcamientos que permanecen por varios días, lo que propicia la reproducción del mosco. Son factores importantes, además de que se debe contar con una buena cantidad de árboles y espacios verdes”, declaró.

Hay una relación de la vivienda y el entorno con la salud, por lo que hay factores que pueden incidir en la proliferación del dengue. Foto: Internet

En 2009, este académico inició una investigación derivada del alto número de casos de dengue presentados, con un registro superior a los 5 mil, así como de defunciones, y lamentó que, al paso de diez años, en 2019, la situación empeoró a pesar de que las autoridades contaban con la información para prevenir esa situación.

“Nos dimos a la tarea de encontrar otras herramientas mediante un análisis que pudiera ayudar a las autoridades a ser más eficientes para mitigar el problema. Investigamos lo que tiene que ver con el proceso urbano, el medio ambiente y cómo se ha ido construyendo la ciudad, hay una relación de la vivienda y el entorno con la salud”, subrayó García Becerra.

Explicó que en 2019 el panorama estaba doblemente complicado con 11 mil casos y 108 muertes, siendo las zonas de mayor riesgo las mismas que detectaron en 2009: toda la parte norte en La Experiencia, Oblatos, la Olímpica, Lomas del Paraíso, Rancho Nuevo y Huentitán.

“Hay mucha gente que por ser una enfermedad infecciosa que se transmite por un mosquito, ignora que se distribuye espacialmente en zonas urbanas con características específicas donde tienen influencia diversos factores ambientales y condiciones sociales y económicas”, apuntó.

Aunque el dengue es una enfermedad infecciosa que se transmite por un mosquito, se distribuye espacialmente en zonas urbanas con características específicas. Foto: Archivo

A pesar de que se han hecho campañas por parte de la Secretaría de Salud, García Becerra consideró que es importante tener un contacto directo con la población, que en ocasiones se comunica a los ayuntamientos para pedir la recolección de artículos inservibles que pueden contribuir a la reproducción del mosco y no obtienen respuesta.

“A la población le sugerimos que tenga limpios sus patios, azoteas; sigue faltando conciencia entre la comunidad, pues es una lucha para tener esa cultura preventiva de salud. La gente a veces no cree que es peligroso, y según los algoritmos en cuatro años podríamos vivir situaciones similares a las de 2009 y 2019”, alertó.

El investigador impartirá la conferencia “Dengue: problema urbano y de ordenación territorial”, en el marco del programa Viernes de Ciencia 2021, del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la UdeG, hoy viernes 10 de septiembre a las 19:00 horas por la página de Facebook Live del instituto.