Emprendimiento en tiempo de crisis: una oportunidad

En este periodo de cuarentena, cada uno de nosotros, no importa el rol que tengamos, contamos con un capital intelectual que podemos aprovechar para la transformación de resultados y solución de problemas

1404
Foto: Cortesía

Berta Ermila Madrigal Torres*

Todo emprendimiento e investigación tienen dos cosas en común: investigar para conocer un problema y empezar a resolverlo; el emprendimiento es iniciar un proyecto y llevarlo a su buen fin, atender un vacío de mercado, de agenda de gobierno, de crisis, de la índole que sea.

Es el caso de la pandemia del Covid-19; los científicos de cada país, de acuerdo a su alcance, infraestructura tecnológica y su capital intelectual (entendiendo éste como todo conocimiento que tienen de utilidad), emprendieron proyectos en busca de una vacuna contra el nuevo coronavirus.

El mismo fenómeno se da en el ámbito de la administración pública. Los presidentes, políticos y líderes sociales tienen que innovar en diferentes aspectos: 1) Informar a la sociedad; 2) Atender a los infectados; 3) Determinar la política adecuada de prevención; 4) Innovar y replantear su agenda de gobierno. Esto es un emprendimiento a nivel macro, a nivel meso y micro, en el que hay mucho que hacer.

Aunque la política principal del gobierno es quedarse en casa, cada uno de nosotros, no importa el rol que tengamos, contamos con un capital intelectual que nos puede apoyar en la transformación de resultados y solución de problemas internos.

Tienes las herramientas en tus manos, cuentas con un teléfono, tablet, computadora, podrás encontrar asesoría en las siguientes páginas:

En lo relacionado a los apoyos al emprendimiento, considero que el primer obstáculo que pone el emprendedor es “no tengo dinero”. En mi experiencia, que nadie quiere invertir ni arriesgar su propio patrimonio y buscan grandes capitales.

Sin embargo, el emprendimiento es una habilidad, profesión o talento práctico, se aprende haciendo, a prueba y error. No se necesitan los grandes capitales para emprender una idea, negocio, empresa social o política, solo se requiere hacerlo.

Apoyos al emprendimiento hay muchos, tanto nacionales como internacionales. Toda solicitud de apoyo debe llevar un proyecto, modelo de negocio, cronograma y presupuesto, ¿ya lo tienes? Entonces prepárate y despierta tu espíritu emprendedor, y para cuando haya una convocatoria de apoyos, estés preparado.

Pero, si el conflicto es que ni idea tienes y mucho menos sueños, entonces empieza a gestionarte así mismo, para lo cual te invito a que consultes el libro de Peter Drucker  La gestión de uno mismo, cuyo resumen está en esta liga: https://www.youtube.com/watch?v=eO0rjEqDJWo

Quizás debí empezar con este tema. Pero, lo puedes hacer antes o después. Emprende, despierta tu espíritu emprendedor, tu liderazgo, tus habilidades y capacidades.

 

*Profesora Investigadora del Centro Universitario del Sur y miembro del Sistema Nacional de Investigadores.